Jorge “Bolita” Sigal presentó su renuncia como secretario de Medios Públicos, la que fue aceptada por el presidente Mauricio Macri a través del decreto 1065/2018, donde le agradecieron “los valiosos servicios prestados (…)”. Sigal, desde el inicio de la actual gestión, tuvo a su cargo la TV Pública, Radio Nacional y la agencia de noticias Télam, con la tremenda misión de “desarmar el Ministerio de Propaganda”, lo que significó gran parte de la “tarea sucia” de echar periodistas y trabajadores de la Cultura. Alguna remembranza de Moscú, tal vez el honor al legado paterno aquel médico comunista tan querido o quien sabe que fantasma de los tantos amigos perdidos, festejó el fin de un rol lamentable.