Con la llegada de Guido Sandleris a la presidencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) se logró controlar la variación del dólar, dejando de vender reservas de la entidad monetaria para comenzar a emitir bonos. El instrumento más relevante en estos últimos meses son las Letras de Liquidez (Leliqs), emitidas por el BCRA, que consiste en una colocación de cortísimo plazo destinado sólo a entidades bancarias, con un stock que ronda los 600 mil millones de pesos y que tiene una tasa nominal que hoy supera el 70% y no tiene un techo establecido, lo que las convierte en un atractivo para los potenciales compradores. El mayor impacto se observa en materia de distribución de recursos, ya que los indicadores muestran que por cada 100 pesos que se pagan por intereses de deuda, sólo 20 se destinan a protección social.
En ese contexto, un informe elaborado por la Universidad de Avellaneda (UNDAV) afirma que esta iniciativa impulsada por la entidad comandada por Sandleris provocó que “las carteras financieras comenzaran a pasarse a instrumentos en pesos y descomprimir la presión sobre la moneda estadounidense, reflotando la tan mentada bicicleta financiera”.

Consecuencias de las medidas

En tanto, con el objetivo de no expandir la base monetaria en términos reales, el BCRA se vio obligado a negociar constantemente los intereses de las Leliqs para retirar el excedente de pesos y que no se “vayan” al dólar, cumpliendo con su objetivo de secar la plaza. “Pero el logro de calmar a la cotización de la divisa estadounidense por esta vía está costando otros objetivos muy importantes en materia económica y social. En primer lugar, las elevadísimas tasas de interés están ahogando a las empresas y los consumidores, con costos financieros que inhiben la inversión productiva y dificultan el día a día de las firmas, afectando la cadena de pagos”, aseguraron desde la alta casa de estudios de Avellaneda.
Para el consumidor, el costo de financiación de los saldos de las tarjetas de crédito supera el 100% y las compras en cuotas son cada vez más caras, incluso la del Programa Ahora 12, que tienen una tasa de más del 50%. Estas tasas inducen recesión y alejan la recuperación de la actividad económica, lo que debería ser una prioridad hoy en día. Específicamente, los últimos datos del comercio internacional muestran una caída del 27 % y del 50% en la compra bienes de capital y automóviles, arrojando un superávit después de muchos meses, un símbolo del freno económico.

Clic para Ampliar

Protección social

Otro de los puntos a resaltar del documento en cuestión es que el mismo afirma que este modelo impulsado por Sandleris y su grupo de trabajo también tiene por objetivo alcanzar el déficit cero, intentando dar un claro mensaje al mercado de que la prioridad será el pago de la deuda. Asimismo, no importa de tal manera las necesidades sociales o de la economía real que tiene nuestro país, la cual afecta de manera más directa a los sectores socioeconómicos más vulnerables. Al respecto, se espera que cuando termine el 2018, de cada 100 pesos que se destinen al pago de bonos emitidos por el BCRA y distintos métodos de deuda, sólo 20 serán para disponer distintos métodos de protección social.
Además, todos los indicadores económicos del país se encuentran con números negativos, considerando que hay caídas en la actividad económica, las ventas minoristas reflejan sus números en rojo, al igual que los supermercados y shoppings. A esto también hay que sumarle los considerables crecimientos de desempleo y del aumento de los precios, alcanzando niveles inflacionarios récords.

Cambio de bonos

Previo a la implementación de los nuevos mecanismos, las Lebacs generaban ciertos niveles de preocupación en diversos sectores, debido a los altos porcentajes de interés que tenían, por lo que se las dejó de implementar desde el BCRA. No obstante, esta eliminación fue leve, debido a que casi automáticamente se las reemplazó por las Leliqs, un activo que pueden suscribir los bancos a siete días.
Sobre esto, desde la UNDAV afirman que “dichos plazos son incluso peores que las Lebacs, y ponen en riesgo permanente la posibilidad de un desarme de carteras y su pase al dólar. Así, los rendimientos que se están ofreciendo al público para que no compre dólares (la situación de las tasas altas en el pequeño ahorrista) son una elevadísima tasa de interés en plazos fijos, que llega al 50% con anual. Esas tasas se sustentan (apalancan) con Leliq, dejando una ganancia para el banco de varios puntos porcentuales”.
Igualmente, ante un cambio de escenario que implique el retiro del dinero por parte de los ahorristas, los bancos cuentan con un instrumento prácticamente instantáneo para hacerse de dinero, lo que lleva atada la necesidad de tener que emitir por parte del BCRA, salvo que se pongan condicionamientos a los retiros, que podría incluir el cambio de activo por un bono compulsivo, similar al Plan Bonex de diciembre de 1989, con el posible impacto en el precio del dólar y la inflación.

Asistencia social en Chubut

Vale recordar que hace poco más de una semana autoridades del Gobierno de Chubut mantuvieron una reunión con representantes de distintas organizaciones sociales. Específicamente, el encuentro se desarrolló en las oficinas de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) en Rawson y tuvo como objetivo central el inicio de trabajos para reforzar e impulsar más proyectos que tengan que ver con la “economía social”.
Puntualmente, estas labores impulsadas por el Ejecutivo provincial que comanda el gobernador Mariano Arcioni serán interministeriales y serán llevadas adelante por los ministerios de Familia y de la Producción, conjuntamente con la Secretaría de Trabajo y la CORFO.
En este encuentro estuvieron presentes Sixto Bermejo, presidente de la entidad anfitriona; los subsecretarios de Desarrollo Social, Alberto Amhed; de Políticas Sociales, Francisco Salto; de Agregado de Valor, Pablo Muñoz; de Trabajo, Carlos Arzan; mientras que también participó el equipo técnico de la Subsecretaria de Asociativismo y Economía Social.
En tanto, por parte de las organizaciones sociales, estuvieron en dicho encuentro Verónica Sáez, representante del Movimiento de Trabajadores “Aníbal Verón”; Lisandro Lértola, por el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE); Miguel Prudente, por el Movimiento 28 de Agosto; Claudia Marillan, por el Movimiento Barrios de Pie; y Marcelo Barat, por la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

En 2019 los intereses de la deuda crecerán de 49 por ciento

Según los datos relevados por la UNDAV, los intereses de la deuda tendrán un aumento de 49% con respecto a 2018 y crecerán en $195 mil millones, totalizando 596 mil millones de pesos en 2019.
Eso implicaría que, por cada 100 pesos destinados a gastos de la deuda, corresponderán 38 pesos a Educación; 25 pesos a Salud; 11 pesos a Protección Social; 7,7 a Ciencia; 4,8 a Vivienda; 4,1 a agua potable; 1,8 a Trabajo y 0,1 a Industria.
Tal como advierte el informe de la UNDAV, el proyecto de Cambiemos “implica una aceleración del ritmo de reducción del gasto. El Gobierno dispone toda su artillería en pos de alcanzar el equilibrio fiscal en 2019”.
El porcentaje destinado a deuda se llevará el 14,9% del gasto total, en detrimento de otras áreas como Educación y Cultura que desciende 1,2 puntos.

Gobierno de Chubut