El Ministerio de Educación de la Nación distinguió a cuatro escuelas chubutenses en el Premio Presidencial Escuelas Solidarias, que tiene como objetivo reconocer a los establecimientos que mejor integren el aprendizaje curricular de los y las estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de su comunidad.
El organismo nacional expresó las “sinceras felicitaciones por la participación de su jurisdicción en la convocatoria al “Premio Presidencial Escuelas Solidarias 2018”, a través de un mensaje enviado a la ministra de Educación, Graciela Cigudosa.
De las instituciones reconocidas de nuestra provincia, la Escuela Nº 733 “Benito Owen”, fue distinguida con un primer premio por su proyecto solidario “Asistencia técnica a escuelas rurales” y recibirá un premio de 40.000 pesos.
Además, la escuela 774, de Epuyén (por segundo año consecutivo); la 784 y la 792, de Trelew, recibirán cada una de ellas una mención de 12.000 pesos, “demostrando los cuatro establecimientos cómo inculcan en los jóvenes la importancia de valorar y aplicar en terreno la solidaridad, para transformar la realidad”, señalaron desde el Ministerio de Educación provincial.

Propuesta nacional

Esta propuesta reúne a todas las escuelas del país, de todos los niveles, modalidades y tipo de gestión (estatal o privada), a presentar los proyectos solidarios que lleven adelante.
El Programa Nacional Educación Solidaria trabaja junto con las autoridades educativas de cada provincia y con las escuelas para formar a los estudiantes para una ciudadanía activa y en valores solidarios, a partir de promover la realización de proyectos educativos y de acciones que combinen aprendizaje y servicio. Una de las principales acciones del Programa es el Premio Presidencial del que han participado más de 17.000 escuelas desde su comienzo en el año 2000.

Asistencia técnica

La Escuela Nº 733 presentó el proyecto “Asistencia técnica a escuelas rurales”, nominado este año por segunda vez entre 11 finalistas de todo el país y entre más de 1000 proyectos evaluados.
“Como todos los años, muchas de nuestras acciones de servicio solidario se vienen realizando en la Escuela Nº 61, donde varios de nuestros estudiantes de Agro brindan talleres para los niños en forma conjunta con sus docentes y colaboran en la realización de mejoras en el predio de la huerta e invernáculo de ese establecimiento”, contó con orgullo el director Marcelo Álvarez.
Este año, informó el director, los estudiantes de 7mo ofrecieron talleres de folclore, experiencias de ciencias, muralismo y entregaron herramientas de mano para los niños realizadas en los talleres de carpintería metálica.
“En el cierre de los talleres, la directora de la Escuela 61, Ana María Ordóñez, entregó diplomas de agradecimiento por la labor solidaria para todos los estudiantes que hicieron con tanto esmero su tarea. Para nosotros es un orgullo que confíen en nosotros y sigamos proyectando juntos para realizar nuevas experiencias de enseñanza y aprendizaje solidario”, dijo Álvarez.
Los objetivos del premio Escuelas Solidarias son, entre otros, reconocer a las escuelas que mejor integren el aprendizaje curricular de los estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de su comunidad; reconocer a las experiencias educativas solidarias que permiten a los estudiantes ampliar su horizonte de aprendizaje y comprometerse en la transformación de su comunidad junto con otros actores sociales y también fortalecer y difundir una cultura participativa, solidaria y de compromiso ciudadano.

Gobierno de Chubut