Esta semana, concejales de todos los bloques de Puerto Madryn participaron de una nueva reunión con el Secretario de Hacienda, Carlos Tapia, y su equipo técnico, a fines de dirimir algunas cuestiones y posibles modificaciones de cara al tratamiento del Presupuesto municipal para el Ejercicio 2019, así como también analizaron temas relativos a la Tarifaria y el Código Tributario.
Si bien se trata de un presupuesto “austero”, según lo definió Tapia al ingresar el mismo al Concejo Deliberante hace dos semanas, lo cierto es que distintos ediles remarcaron la necesidad de que el Municipio absorba el incremento de algunas tarifas, como por ejemplo la de recolección de residuos, que se desprende del aumento en la tasa que Ashira le cobra a la administración municipal y que, en última instancia, “termina trasladándose a los contribuyentes”.
Otro de los ejes del debate fue el déficit y cómo se paliará el mismo el año próximo, atentos a que algunas áreas, como Ecología y Desarrollo Comunitario, recibirían importantes aumentos en los fondos para su funcionamiento el año próximo.
Del encuentro, que se replicará en pocos días, participaron integrantes de todos los bloques políticos de la Casa de las Leyes, entre ellos FPV-PJ, Cambiemos, Chubut Somos Todos y Unidos y Organizados, quienes señalaron sus discrepancias y coincidencias con el plan económico para la gestión municipal del año próximo.

Un contexto de inflación

La Ordenanza Tarifaria es la que rige el valor de determinados servicios, así como también el de multas e infracciones, que son determinadas por una determinada cantidad de módulos, los cuales dependiendo de su categoría “A”, “B” o “C”, reflejan un valor específico en pesos.
Entendiendo que la alta inflación de este año y los valores que seguramente la misma tendrá el año próximo, el valor de dichos módulos debe acompañar el escenario económico, uno de los principales pedidos de los concejales al área de Hacienda fue la reducción de la cantidad, no así del valor, de los mismos para determinados trámites; entre ellos, el de obtención de la Libreta Sanitaria y del carné de conducir para taxistas y choferes profesionales.
En caso de que exista consenso tras una nueva reunión la semana próxima, tanto el Presupuesto como la Tarifaria y el Código Tributario podrían ser sometidos a tratamiento en el recinto, y ser aprobados antes de diciembre.

Más cuestionamientos a la Tarifaria

En diálogo con el Diario, la edil Andrea Moyano comentó que “como es usual, lo citamos al Secretario de Hacienda para que nos explique el Presupuesto y la Tarifaria, principalmente, y los cuestionamientos fueron, en general, hacia esta última, dado que el primero, al menos desde nuestro bloque, entendemos que refleja la forma de gobernar del intendente que esté de turno en ese momento, y a qué sector o secretaría decide destinar más o menos fondos; eso no cuestionamos demasiado, aunque sí lo hicimos con la Tarifaria, donde hicimos algunas observaciones y pedidos que veremos en la reunión que tengamos la semana que viene”.

Menos “módulos”, igual valor

Entre dichos pedidos, “nos fijamos en cuánto repercute el aumento del valor del módulo y la cantidad de módulos en la clase trabajadora y los comerciantes; por un lado, le solicitamos que mantenga la cantidad de módulos que se aplican a quienes quieren retirar la Libreta Sanitaria, teniendo en cuenta que aumenta no sólo el valor por módulo sino, también la cantidad”, precisó, sumando a ello que “en este caso, le pedimos que se mantenga la misma cantidad que el año pasado; lo mismo con los choferes profesionales que tienen que sacar su carné de conducir y renovarlo anualmente, como los taxistas, remiseros, choferes de ambulancia y de larga distancia; ya que el valor del módulo no lo podemos mantener, porque está relacionado con la inflación que tiene el país solicitamos que se mantenga al menos la cantidad”.

Debate por la austeridad

Consultada sobre la “austeridad” mencionada por Tapia, Moyano opinó que “es austero en algunos sectores, en otros ha aumentado considerablemente como en Acción Social, lo cual puede tener que ver con motivos de campaña o, por el contrario, con que habrá un año muy difícil y la gente necesitará, lamentablemente, más ayuda social; puede que por eso se haya incrementado tanto el gasto en la parte social”.
Por otra parte, consignó, “aumentaron los fondos para Ecología, pero sí se redujeron en cuanto al porcentaje, y en lo que hace a sueldos y bienes de consumo se ha mantenido; también, aumentó el presupuesto en obras de infraestructura, casi en un 99 por ciento”.

Aumentos a la recolección de residuos

Otra cuestión señalada por el bloque FPV-PJ fue “que aumentaron considerablemente las multas e infracciones, en lo referido a las obras en construcción que obstruyen la vía pública, o bien cuando no cumplimentan las Ordenanzas y el Código de Edificación”, señaló la edil, añadiendo que “también, los comercios pagarán un adicional que realmente estaba muy bajo y se actualizó, lo cual a su vez van a revisar para tratar de que impacte lo menos posible al comerciante”.
Un tema “bastante importante es la Tasa de Ashira, que es la recolección de residuos, y del Girsu, que tenía una suba importante, la cual está relacionada a la tasa de Ashira, directamente relacionada al impuesto que recibe el contribuyente en su casa, discriminado como ‘recolección de residuos’”.

Pedirán “compartir” un impuesto

Esta última “aumentaría aproximadamente un 45 por ciento, ya que dentro de la boleta es el importe más alto que pagamos los contribuyentes”.
En relación a ello, Moyano sostuvo que “lo que se le pidió a Tapia y su equipo es que, justamente, revean la posibilidad de que ese importe con el aumento en la facturación, no lo absorba todo el contribuyente, sino que se vea alguna manera de que una parte la absorba el Municipio, porque sino la boleta terminará aumentando considerablemente”.

Más de mil pesos en la boleta municipal

Por su parte, el concejal Claudio Tortoriello, uno de los mayores objetores del Presupuesto municipal durante los últimos años, manifestó que “cada concejal hizo sus preguntas para evacuar dudas respecto al Presupuesto, y una de las cosas que le planteé a Tapia fue el incremento importante que tuvo el Girsu y la recolección de residuos; estamos hablando de un 65 por ciento total de enero a enero en total, por lo cual los servicios de recolección de residuos y alumbrado, barrido y limpieza de calles reflejarían alrededor de 1.200 pesos en la boleta que viene del Municipio junto con el Impuesto Inmobiliario”.
Por tanto, “le solicitamos que ajuste esos números porque son muy elevados y terminan impactando seriamente en los vecinos, por un servicio que debería tener tal vez otros valores”.

“La sociedad no está en condiciones”

Además, contó que “Tapia dijo que iba a verlo y analizarlo, para determinar cómo acomodar esos números, que serán muy elevados, ya que la sociedad no está en condiciones de pagar semejantes tasas”.
Consultado respecto del diálogo entre bloques y si existe por estos días cierto consenso de cara a la aprobación de los tres documentos (Presupuesto, Tarifaria, Código Tributario), Tortoriello advirtió que “todavía hay cautela, porque el Secretario tiene que venir con respuesta sobre este y otros temas, así como también respecto de otros incrementos de algunos módulos en ciertos rubros; van a adecuarlo y traer el proyecto la semana que viene, con las respuestas que puedan dar a lo planteado”.

Habría consenso para tratarlo

La próxima Sesión Ordinaria, una de las últimas del año, “es el jueves que viene, por lo cual si hay acuerdo, el documento sería tratado” en el recinto, anticipó el concejal, agregando que “por otra parte, le planteé el déficit alto que tiene el Municipio; el año pasado, terminó casi con 280 millones de pesos de déficit, de los cuales de alguna manera se saneó, con el ‘canje de tierras’ con Seros, unos 175 millones, por lo cual había quedado un remanente de 110 millones de pesos” de rojo.
En esta línea, explicó que “esa cifra, este año se incrementó en un 90 por ciento más, a los números de septiembre, a la vez que hay deuda que aún no está consolidada ni acordada con proveedores, a los que el Municipio les debe 45 millones de pesos; algunos tienen una demora en el cobro de más de 90 días”.

Deuda de 80 millones con Ashira y 40 millones con Ceferino

El concejal Claudio Tortoriello sostuvo que “el Municipio tiene una deuda de 80 millones con Ashira, la cual no está consolidada, es decir que todavía no acordaron los valores para hacer un plan de pago, por lo que se trata de una deuda pura y sin intereses actualmente; también, con la empresa de transporte Ceferino se tiene poco más de 40 millones de pesos de deuda, el Correo Argentino y así, varias deudas de monto significativo que, año a año, vienen incrementando una cifra que hoy es importante y que con el tiempo se irá incrementando”.
También, el edil hizo hincapié en que “esto les impacta seriamente, ya que tienen tiempo hasta los 90 días para pagar el IVA, sin mencionar que pagan Ingresos Brutos, personal y cargas sociales, y después de los noventa días, esto es un diferimiento muy importante”.

Municipalidad de Puerto Madryn