En un compromiso global para salvar al jaguar, países de Latinoamérica en el área de distribución de esta especie, entre los que se encuentra Argentina y las principales organizaciones internacionales de conservación se unieron para lanzar el Plan Jaguar 2030: Plan Regional para la Conservación del Felino más grande del Continente y sus Ecosistemas, que fue presentado en la COP 14 del Convenio sobre Diversidad Biológica.
En un momento crítico para el futuro del gato salvaje más grande de América, el Plan busca fortalecer el Corredor Jaguar, que se extiende desde México hasta la Argentina, al asegurar 30 paisajes prioritarios de conservación de esta especie para el año 2030.

Campaña internacional

La iniciativa cuenta con un enfoque regional y abrirá un nuevo camino para fortalecer la cooperación internacional y la concientización sobre las iniciativas de protección del jaguar incluyendo aquellas que mitigan el conflicto entre humanos y jaguar, conectan y protegen los hábitats del felino y estimulan oportunidades de desarrollo sustentable, como el ecoturismo, apoyando el bienestar de las comunidades locales y pueblos indígenas que coexisten con él.
Representantes gubernamentales, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) representada en nuestro país por la Fundación Vida Silvestre Argentina, Wildlife Conservation Society (WCS) y Panthera instauraron el primer Día Internacional del Jaguar. Celebrado el 29 de noviembre de cada año, este día generará conciencia sobre las amenazas que enfrenta, los esfuerzos de conservación que garantizan su supervivencia y su papel como una especie clave e indicadora de un ecosistema saludable– la base para un futuro sustentable para la vida silvestre y la humanidad.
El Plan Jaguar 2030 representa el tipo de alianzas innovadoras que son esenciales para alcanzar las Metas de Desarrollo Sostenible, al reunir a representantes de gobierno de los países del rango de jaguar, el sector privado, la sociedad civil y socios internacionales, el Plan ayudará a proteger corredores clave para esta especie de forma que se fortalezcan alternativas de vida sustentables para las comunidades locales y surjan nuevas oportunidades de negocios para el ecoturismo y la agricultura sostenible.
El Plan Jaguar 2030 le da nueva vida al mundo de la conservación de este felino, aportando una verdadera visión y soluciones reales para que el mundo proteja a esta especie icónica y ecológicamente esencial, mientras crea oportunidades económicas tremendas y un futuro sustentable para todos. En particular, a medida que surgen nuevas amenazas para la especie, este tipo de compromiso global resalta la necesidad de mantener la conservación de jaguar en la mira, que suele pasarse por alto”.
La conservación de los paisajes del jaguar debe trascender su propósito de salvaguardar una sola especie e insertar la biodiversidad en los sectores de desarrollo y economía, como los de agricultura, silvicultura e infraestructura, ayudando a que los países cumplan con sus Metas de Desarrollo Sustentable, el Plan Estratégico para la Biodiversidad 2011-2020 y las metas de Aichi, entre ellas la Meta 12, que busca evitar la extinción de especies amenazadas.