Una denuncia de Pino Solanas por presunta falsificación de documentos podría reactivar la causa contra el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, por las supuestas coimas que cobró de la constructora brasileña Odebrecht, un expediente que fue rápidamente cerrado por el juez Rodolfo Canicoba Corral y que espera una definición de la Corte Suprema. El senador de Proyecto Sur presentó una denuncia penal contra el jefe de los espías por el supuesto uso de documentación falsa para justificar el dinero que recibió del gigante brasileño y ser sobreseído.