Cambiemos no consiguió reunir el quórum para la sesión especial del Senado en la que buscaba avanzar en el desafuero de la ex presidenta Cristina Kirchner. Sin el respaldo del Peronismo Federal, el bloque oficialista fracasó en el intento de debatir el pedido hecho por el juez federal Claudio Bonadio en la causa por el presunto encubrimiento a Irán por el atentado a la AMIA, proceso en el que otros imputados recibieron fallos judiciales favorables a sus pedidos para revocar las detenciones preventivas. “Lo que se construye en la Argentina de hoy son títulos. Nunca debería haber procedido el desafuero en esta causa”, sentenció el jefe del bloque del Peronismo Federal, Miguel Ángel Pichetto.
Tras conseguir el respaldo de varios senadores peronistas para votar el Presupuesto 2019 la semana pasada, Cambiemos se chocó esta tarde contra la “doctrina Pichetto” en el intento de generar un hecho político en la última sesión del año. El jefe del bloque del peronismo señaló en repetidas oportunidades que no avalará el desafuero de un senado sin sentencia firme, lo que hace imposible para el bloque de 25 senadores del oficialismo alcanzar el quórum de 37 miembros para abrir una sesión especial en la Cámara alta.
“Queremos decirle a la población que no hay silencio parlamentario, que no nos cubrimos entre nosotros”, señaló el senador PRO Federico Pinedo al sincerar la intención de convocar una sesión para la que no tenían acuerdo. Pinedo sostuvo que hoy se cumplían los 180 días hábiles dentro de los que el Congreso debe responder a un pedido de desafuero del Poder Judicial y que el desafuero de la ex presidenta había sido confirmado en segunda instancia.