Se posterga. La esperada Superfinal tampoco podrá ser este domingo, y así lo confirmó Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol, entidad que hasta minutos antes había mostrado una postura firme en el sentido de que la revancha se jugara desde las 17, tal como se había acordado un día antes. gradas.

“No están dadas las condiciones. Queremos que el partido se juegue en igualdad de condiciones y ahora eso no puede ocurrir. Creemos en el espectáculo. Queremos que no haya ninguna excusa y que gane el que haga el gol de diferencia”, expresó el dirigente por Fox Sports.

Domínguez sentenció que “Conmebol ha tomado la postura de que en este caso no hay igualdad deportiva”, y agregó: “En esas condiciones queremos garantizar, porque nos importan el deporte y el juego, la igualdad de condiciones”. ​Según Domínguez, River tampoco quería jugar la final si no estaban las condiciones de igualdad -algo que parece contradecir el comunicado del club distribuido pocos minutos antes, donde se ratificaba que el partido se jugaría y remarcaba que “River Plate se ajustará a lo dispuesto por el ente organizador”.

De todas maneras, dejó claro que al menos por ahora no se contempla la posibilidad de que la final se suspenda y se haga lugar al reclamo de Boca para que le otorguen los puntos. “Vamos a posponer y a buscar la fecha y hora adecuada para que se juegue la final”, explicó el dirigente.