Luego que en septiembre el intercambio comercial con Brasil arrojara el primer superávit comercial desde 2014, el saldo de la balanza bilateral con el país vecino volvió a ser deficitario en octubre pasado.
Según relevaron consultoras privadas en base a los nuevos datos publicados por el Ministerio de Industria brasileño, el décimo mes del año mostró un rojo comercial de u$s 70 millones lo que implicó una reversión en el signo respecto al mes anterior cuando el país alcanzó un superávit de u$s 6 millones. Por lo pronto, las importaciones volvieron a derrumbarse registrando una caída del 37,4% (i.a.), mientras que las ventas al país vecino crecieron al 8,1%.
Con estos números, el rojo acumulado con Brasil en los primeros diez meses del año llega a los u$s 4.300 millones y marca una significativa mejora respecto a igual período del año pasado cuando se había registrado un déficit en la balanza comercial de nada menos que u$s 6.600 millones. La explicación del saldo responde tanto a una caída de las importaciones (-7% i.a.) como a un avance de las exportaciones (+16% i.a.).
El aumento de las exportaciones de Argentina hacia Brasil correspondió a vehículos de carga, trigo en grano, y leche/crema de leche, mientras que la baja en las importaciones argentinas se explicó principalmente por automóviles de pasajeros, vehículos de carga y tractores.
En lo que respecta al acumulado del año el intercambio entre ambas economías avanzó un 1,4% alcanzando u$s 22.659 millones, mientras que el déficit comercial de Argentina se redujo 34,4% hasta los u$s 4.350 millones. Esto responde a la suba de las exportaciones de Argentina hacia Brasil (16,5%) y a la baja de las importaciones argentinas (6,8%) en dicho período.