El intendente Ricardo Sastre intentaba el fin de semana entre las numerosas actividades que lo demandaban y en las que las deportivas y sociales ocuparon un lugar de privilegio, dimensionar el significado de haber sido referenciados como uno de los 15 Municipios con mejor administración, entre unos 2307 que ingresaron a un programa de monitoreo que propuso el Ministerio de Interior hace un tiempo. El logro no es poco para una ciudad que comenzó siendo cabecera de playa de una colonización y manteniendo una población de unos 200 habitantes hace 100 años, pasó a multiplicar por 300% esa cifra al día de hoy. Ese logro más que político, es de toda una comunidad que ha sabido crecer no sin complicaciones, y desarrollarse no sin ambiciones, pero siempre con un fuerte sentido de pertenencia.