PUERTO MADRYN – Hace aproximadamente un mes y medio, un bar ubicado dentro de una cancha de fútbol ubicada en Bolivia al 1.300 había sido clausurado luego de que inspectores municipales constataran que no poseía habilitación. Sin embargo, luego de un tiempo su propietario le quitó las fajas de clausura y continuó usufructuando el espacio, lo cual llevó a que, tras una nueva inspección, volvieran a cerrar la “cantina”. En el lugar secuestraron botellas de cerveza, entre otros elementos.

Municipalidad de Puerto Madryn