El CEO de YPF, Daniel González, anunció el plan de inversiones de la compañía para los próximos 5 años, que incluye un recupero de actividad en la cuenca del golfo San Jorge a partir del objetivo de reducir el declino de producción de yacimientos maduros, con una fuerte inversión en recuperación terciaria, mediante el uso de polímeros, a partir del piloto exitoso que se ha aplicado recientemente en Manantiales Behr, según publica la agencia ADNSur. La operadora planea invertir a un ritmo de entre 4.000 y 5.000 millones de dólares anuales en los próximos cinco años en el país, lo que marca un incremento de alrededor del 50% respecto del promedio de los últimos tres años.

Plan 2019-2023

González formuló la misma presentación que la operadora concretó recientemente en la Bolsa de Valores de Nueva York, en esta oportunidad durante una conferencia de prensa con medios del interior del país. El CEO estuvo acompañado por el vicepresidente ejecutivo de Upstream de la operadora, Pablo Bizzotto y el vicepresidente de Relaciones Institucionales, Sebastián Mocorrea.
En cuanto al objetivo general de la petrolera controlada por el Estado, Daniel González sostuvo que ante el fuerte crecimiento dela oferta de gas en base a las áreas no convencionales, que no será totalmente absorbida por la demanda a partir del año 2024 (la operadora recibe entre 100 y 200 millones de dólares por año en concepto de subsidio en base a la Resolución 46).
En base a ese diagnóstico, el plan 2019-2023 apuntará a incrementar la producción de petróleo. De ese modo, el objetivo general de la operadora apunta a incrementar su producción de petróleo en un 55% en los próximos cinco años, mientras que la de gas se elevaría un 20%.
El plan se iniciará en Chubut y Santa Cruz, ya que las tres primeras plantas comenzarán a trabajar en esta cuenca, de las cuales una se ubica en Manantiales Behr y otros dos en el norte de Santa Cruz.

Áreas maduras

Si bien la presentación no incluyó respuestas precisas a cuánto invertirá la operadora en cada cuenca en los próximos años, González y Bizzotto remarcaron que parte de la estrategia está basada en mejorar la productividad de los yacimientos convencionales, de alta madurez como los de la cuenca San Jorge.
“El objetivo en las áreas maduras es detener el declino del 14% anual y reducirlo a un 5% anual, lo que va a requerir un esfuerzo muy grande”, indicó Bizzotto ante la consulta de esta agencia, para precisar que se viene trabajando con dos pilotos importantes, uno de los cuales ya arrojó resultados más que importantes en el denominado proyecto Grimbeek, en el área Manantiales Behr.
Según la información a la que accedió la agencia de noticias, mediante la inyección de polímeros, productos químicos que permiten mover el petróleo adherido a la roca cuando la inyección de agua ya no es suficiente para recuperar esa dinámica, se apunta a mejorar el Factor de Recupero en un 11% (actualmente se ubica en torno al 20%), lo que permitirá mejorar fuertemente la producción.

Gobierno de Chubut