Si bien se esperaba que el proyecto impulsado por YPF para comenzar a exportar gas natural licuado (GNL) se concretara en febrero, finalmente los envíos al exterior comenzarán en el segundo trimestre del año entrante según se pautó en los contratos que hoy firmaron las autoridades de la petrolera de mayoría estatal con la firma belga especializada en licuefacción Exmar.
Desde YPF se comunicó a la Bolsa de Valores de Buenos Aires que la puesta en marcha del sistema para canalizar la mayor producción de gas fuertemente impulsada por los desarrollos de Vaca Muerta, demandará una inversión de 20 millones de dólares y se extenderá por un plazo de diez años.
Las compañías firmaron dos convenios. El primero es para el montaje en el país de la barcaza que fue bautizada como Tango FLNG, y que será en la cual se licuará el gas para convertirlo en GNL. El segundo contrato es precisamente por el servicio de licuefacción que brindará la firma.
Desde Exmar se detalló en un comunicado emitido hoy que esperan alcanzar un Ebitda, es decir un nivel de ganancias netas, del orden de los 43 millones de dólares por año en función de la producción que se espera alcance la barcaza.
La estimación no sólo parte del incremento en la producción de gas que registra el país, sino también del hecho de que el proyecto flotante para la exportación de GNL ubica a Argentina como uno de los tres países en el mundo con este tipo de desarrollos con potencial para llegar a consumidores en Asia, Europa y la región.
Si bien desde YPF indicaron que a la desarrollo se destinará gas natural de todas las cuencas productoras del país, desde Exmar se indicó que se espera recibir buena parte de la producción de shale gas de Vaca Muerta. Pero además se advirtió que el complejo cuenta con una capacidad de almacenamiento de 16.100 metros cúbicos de GNL, permitiendo continuar con las operaciones aún durante los meses de invierno en los que la demanda nacional absorbe la totalidad de la producción de gas natural.
Desde Exmar indicaron que espera poder concretar hasta ocho cargas completas por año y recordaron que la firma cuenta con una basta experiencia en el país pues es la misma firma que hasta el mes pasado operó la barcaza regasificadora que funcionaba en el mismo puerto, aunque realizando el proceso exactamente inverso.