Clic para Ampliar

En el marco de una economía en crisis, donde cada vez más empresas tienen que cerrar sus puertas, las cooperativas se posicionan como una alternativa para mantener los puestos de trabajo. Si bien estos mecanismos tienen sus facetas positivas y negativas en Chubut tienen que cargar también con las malas experiencias que se han desarrollado en las cooperativas de servicios públicos.
En la actualidad hay 31 cooperativas de estas características en todo el territorio provincial, de las cuales sólo cuatro (Gan-Gan, Tecka, Gobernador Costa y El Maitén) tienen sus balances y estados contables del corriente año aprobados. Seguido a esta situación óptima están aquellas que tienen sus autoridades vigentes pero que adeudan un ejercicio (Puerto Madryn, Rawson, Trelew, Gaiman, Telsen, Cushamen, Esquel, Río Pico, Aldea Beleiro, Ricardo Rojas, Sarmiento, Rada Tilly, Comodoro Rivadavia, Diadema Argentina y Río Mayo).
En contrapartida hay siete cooperativas que recibieron un sumario para regular sus respectivas situaciones (Dolavon, Paso de Indios, Buen Pasto, Facundo, Gualjaina, Corcovado y Lago Blanco), mientras que la situación más compleja es la de Paso de Indios, ya que además de haber recibido un sumario se le iniciará una asamblea de oficio en búsqueda de que actualice su realidad actual.

El sistema puede funcionar

Al respecto de este contexto, Exequiel Villagra, titular de la Subsecretaría de Asociativismo y Economía Social del Chubut, organismo que depende de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, afirmó que el sistema cooperativo puede funcionar, pero que necesita que se haga bien las cosas. “Los mejores servicios lo prestan las cooperativas y no los servicios privados”, consideró.
Respecto a la intromisión del poder político dentro de este sistema de prestación de servicios públicos, el funcionario manifestó que hace bien dicha participación, aunque la misma no puede desarrollarse de manera partidaria. “Actualmente son botines de los partidos políticos y esto es lo que no permite que el sistema brille y se visualice como debe ser. Lo más grave de esto lo tenemos en las 21 cooperativas que son del interior, quienes reciben un subsidio que financia los déficits mensuales. Entonces, deberían ser empresas espectaculares, ya que el Estado les está pagando los sueldos de los trabajadores, que es la parte más importante”, precisó.

Falla en los controles

Cabe aclarar que por ley el Gobierno debe hacerse cargo de los pasivos de las cooperativas, pero el mismo debe encargarse de controlar y verificar que el dinero erogado se use para lo que se destinó. Sobre esto, Villagra sostuvo que si actualmente existen las deudas que existen con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) “es porque no hubo control”.
“Cuando uno va a un pueblo y habla del sistema cooperativo la gente no quiere saber nada. Cuesta muchísimo poder acercarse”, sostuvo el funcionario, afirmando que los perjudica que el ejemplo más cercano que tengan es el de los servicios públicos, que en muchos casos no son administrados correctamente.

Políticas nacionales

Siguiendo con el análisis de las cooperativas del interior, que sus pasivos son financiados por el Estado, el titular de la Subsecretaría de Asociativismo y Economía Social del Chubut remarcó que “hoy están en un riesgo enorme porque la situación adversa se agudizó en estos últimos tres años a partir de la política energética”.
“Además de las malas administraciones y de las malas inversiones que han hecho, a eso hay que sumarle el precio de la generación de energía”, enfatizó. Vale destacar al respecto que la mayoría de estas cooperativas no están en el interconectado y tienen generación propia. Puntualmente, la mayoría utiliza combustible, por lo que, si el precio de la nafta sube considerablemente, a través de políticas implementadas por el Gobierno Nacional, los servicios lo hacen paralelamente. De hecho, según Villagra como producto de estos aumentos la Provincia debe destinar un millón de dólares mensuales para proveer a las cooperativas del interior que no están en el interconectado.

Presentación de balances

Respecto a la presentación de balances de cara al año que viene, desde la entidad dependiente de la Secretaría de Trabajo de Chubut implementaron un mecanismo de alertas para avisarle a las cooperativas que tienen adeudados sus números para que puedan ponerse al día.
Específicamente, Villagra manifestó que Puerto Madryn, Esquel y Comodoro Rivadavia ya están actualizados en esta temática. Igualmente, para esto hubo que hacerle en 2016 un sumario a Comodoro Rivadavia. En tanto, están enviadas ya las alertas para Trelew, ya que está por vencerse el plazo de presentación de los balances. “Hoy tenemos otro panorama y estamos mejor que años anteriores, pero todavía estamos trabajando para dar vuelta la situación”, afirmó el funcionario.

Implementación de la minería

Respecto a la posibilidad de que se desarrolle la actividad minera en la Meseta de Chubut, el titular de la Subsecretaría de Asociativismo y Economía Social de la Provincia dijo que actualmente “apuntamos a que las empresas que son del pueblo se pongan al día”, en referencia a las cooperativas de servicios públicos de las localidades de Telsen, Gan-Gan, Gastre y Paso de Indios.
“Para esto, deben consolidarse y generar otro tipo de actividades, que están obligados por estatuto. No lo hacen porque es más cómodo quedarse con ser sólo la cooperativa eléctrica y ninguna, salvo algunas excepciones, innovó”, enfatizó.
Por último, consideró que “si se va a implementar un emprendimiento que algunos catalogan como ‘salvador de la economía provincial’, es necesario que tengamos preparadas las cooperativas para que estas empresas también participen”, considerando que las compañías en cuestión también son potenciales clientes y consumidores de los servicios que las empresas locales pudieran brindar, poniendo como ejemplos a beneficios excepcionales a los servicios públicos.

Gobierno de Chubut