El lonco fue extraditado de Argentina, acusado por presuntamente haber participado en un ataque incendiario en el Fundo Pisu Pisué de Río Bueno. Además de las testimoniales, la novedad de la jornada fue que se acercó al recinto Marcelo Catrillanca, el padre de Camilo el mapuche muerto por Carabineros.
Dos carabineros en retiro declararon como testigos por haber resguardado el sitio del suceso en el fundo atacado. Ambos reconocieron que no tomaron declaraciones a las víctimas por el estado de shock en el que se encontraban.
También declaró uno de los bomberos que participó en la elaboración del informe por el siniestro, Juan Flores Heredia, señaló que no pudieron determinar las causas de éste por falta de elementos técnicos.
En tanto, el propietario del fundo afectado, Joaquín Wiber, aseguró que hubo dos tomas en 2009, donde personas reclamaban terrenos ancestrales.
El abogado defensor de Jones Huala, Pablo Ortega, manifestó que en estos tres días de juicio quedó expuesto que hubo irregularidades en el actuar de la Policía de Investigaciones.
El juicio, en el que la fiscalía pide 12 años por el delito de incendio y 3 años y un día por el de tenencia ilegal de arma de fuego artesanal, estuvo marcada por la presencia del líder de la CAM, Héctor Llaitúl, y del padre de Camilo Catrillanca, Marcelo Catrillanca, quien acusó montaje en la acusación.
La Fiscalía informó que para el cuarto día de juicio que se efectuará este viernes, podrían declarar a peritos y personal de la Policía de Investigaciones detalló Bio Bio Chile. El padre de Camilo Catrillanca asistió a la tercera jornada del juicio en contra de Facundo Jones Huala, para manifestar su apoyo al comumero y a su familia.