MADRID, España.- En la primera práctica de Boca en Madrid, más precisamente en el predio Las Rozas, que pertenece a la Federación Española de Fútbol, Guillermo Barros Schelotto sorprendió con una formación muy ofensiva, incluyendo a Edwin Cardona y Cristian Pavón como volantes, excluyendo a Nahitan Nández y apostando al doble Nueve en ataque, con Darío Benedetto y Ramón Abila. Todo muy raro, sobre todo desde la propuesta, pero vale tomar la situación con pinzas porque sólo se trató de un ensayo y aún no está nada definido. En la mañana madrileña, el Mellizo paró a: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Emmanuel Mas; Cristian Pavón, Wilmar Barrios, Pablo Pérez y Edwin Cardona; Ramón Abila y Darío Benedetto. Mientras que en el otro equipo apostó a estos nombres: Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz y Lucas Olaza; Nahitan Nández, Fernando Gago, Agustín Almendra y Sebastián Villa; Cristian Espinoza, Carlos Tévez y Mauro Zárate. En ese esquema que el técnico tiene trazado desde hace rato, el arquero y los defensores son los titulares, aunque queda la duda sobre el lateral izquierdo. Lucas Olaza es el que viene jugando, pero Emmanuel Mas le pelea mano a mano. En el medio, por más que ayer haya estado del lado de los suplentes, Nahitan Nández es número puesto, junto a Wilmar Barrios y Pablo Pérez, restando definir esa cuarta pata de un mediocampo que esta vez sumará más gente para resignar, seguramente, un delantero. Allí entonces puede aparecer con más chances el juvenil Agustín Almendra, con una segunda apuesta que sería Sebastián Villa, pero como el colombiano tuvo un partido muy flojo ante Independiente, bajó de manera sustancial en la consideración del DT. Después, el doble Nueve, Abila-Benedetto, fue algo que le dio resultado en el partido de ida, pero para que ello suceda habrá que ver como está Cristian Pavón, quien recién se recupera de un desgarro en el isquiotibial izquierdo. Tal vez Guillermo está esperando la movida de su colega, Marcelo Gallardo, para saber si River jugará con cuatro o cinco en el fondo, para luego determinar cual es el dibujo que más le conviene. Por ese motivo no se descarta que en el entrenamiento de hoy, el Mellizo haga nuevas pruebas, no sólo en lo que respecta al dibujo táctico sino también en cuanto a nombres porque, como quedó dicho, Nández seguramente ingresará para el lado de los titulares, quizás también Olaza y casi seguro Almendra. Todos ellos con serias chances de estar de movida en la final. Pero al mismo tiempo el DT evaluará los rendimientos individuales porque otro de los temas a resolver es el armado del banco de suplentes, donde habrá sorpresas por los que queden afuera.