COMODORO RIVADAVIA – El llamativo hecho ocurrió cuando personal de Infantería realizaba un control rutinario de identificación de personas sobre las calles Alejandro Maíz y Base Irizar, en Kilómetro 8. Un grupo de jóvenes consumían bebidas alcohólicas y cuando los efectivos quisieron identificarlos comenzaron los insultos. Uno de ellos desató su furia mordiéndole una mano a un policía. El agresor fue identificado como Raúl. A. Hernández, de 34 años. Quedó detenido en la comisaría de Laprida por el delito de atentado, resistencia y lesiones, a la espera de la audiencia de control de detención.