Con la confianza que le dio la cumbre del G20, Mauricio Macri incluyó en el punto 33 del temario de sesiones extraordinarias los pliegos de cónsules honorarios, entre ellos el de su “amigo del alma” Nicolás “Nicky” Caputo para Singapur. El cargo les permite a ciudadanos argentinos representar a países extranjeros y adquirir ciertos beneficios diplomáticos, que según la oposición alcanzan inmunidad judicial y exenciones impositivas. Será uno de los temas polémicos del verano.