Pasajeros del tren Mitre escracharon a Rodrigo Eguillor, el joven denunciado por presunto abuso sexual en el barrio porteño de San Telmo, que terminó por bajarse de la formación mientras varios pasajeros lo acusaban de “hacerse el malo nada más que con las mujeres” y otros lo invitaban a pelear.
Luego de ser aprehendido en instantes en que estaba por irse del país y posteriormente liberado, Eguillor, de 24 años, trascendieron imágenes que lo ubican en el ferrocarril Mitre, donde lo increparon otros usuarios y tuvo que descender en la estación Rivadavia. “Acá no te hagas el picante porque te bajo abajo y te rompo todos los dientes. ¿Me escuchaste? ¿Eh? Vamos a la estación que quieras, te bajo todos los dientes, mono”, le lanzó uno de los pasajeros, frente a la mirada del acusado, cuyo caso se viralizó a raíz de las múltiples denuncias contra él y de su descargo en las redes sociales. El mismo hombre prosiguió: “Sos muy cheto, de Canning. Sí, la concha de tu madre, yo soy de Congreso, forro. La próxima estación, la que quieras, ¿si?. Mientras tanto, la mayoría de la gente permanecía en silencio frente a la amenaza, hasta que una pasajera exclamó: “No, no, él se hace el malo con las mujeres nada más, abusa de mujeres”. Frente a esto, Eguillor apenas atinaba a asentir con la cabeza y y el otro joven le lanzó: “Te hacés el malo con las mujeres, ¿no? Hacete el malo conmigo, tratá de agarrarme a mí del cuello, la concha de tu madre. “Pasa por todos los canales diciendo que no hace nada, se hace el vivo con las mujeres”. Sólo una usuaria salió en su defensa diciendo que “no se está haciendo el vivo con nadie acá”, aunque el repudio del resto de los vecinos continuó y le respondieron: “Acá no se va a hacer el vivo con nadie, ya lo hizo. ¿Qué, lo vas a defender ahora?”. “Tendría que haber más controles los abusadores como vos no tendrían que subir, tendrían que estar presos”, se escuchó en la secuencia, grabada y subida a las redes por otro pasajero. Eguillor debió bajarse en la estación Rivadavia, después de que muchos pasajeros lo insultaran y le exigieran que descienda de la formación. “No por ser el hijo de alguien que te dejen libre, amigo”, le gritaron, haciendo referencia a que su madre es fiscal de Lomas de Zamora.Finalmente, el sospechoso de haber cometido grooming y abuso sexual tuvo que esperar la formación siguiente, mientras los pasajeros le lanzaban “Pagate el Uber, hermano”, mientras que otro le gritó: “¡Encima está en pelotas! Es una vergüenza, va mostrando los genitales”.