Días atrás, se conoció que la provincia de Chubut terminará el 2018 sin haber cumplimentado el mínimo de días de clase, habiendo dictado poco más de 160 días por debajo de los 180 establecidos por la Ley Federal de Educación.
Los motivos fueron varios, entre ellos las disputas enmarcadas en la negociación paritaria entre las autoridades provinciales y los gremios que nuclean a docentes y auxiliares, así como también la innumerable cantidad de establecimientos con problemas edilicios, que obligaron a varias escuelas a cerrar sus puertas hasta tanto se concreten las obras.
Uno de los establecimientos que más ha sufrido la pérdida de clases durante este año es la histórica Escuela 750 “Leandro N. Alem”, ubicada sobre avenida Gales al 800, la cual en abril de este año sufrió el incendio intencional de su Sala de Laboratorio, hecho que se repitió siete meses más tarde, cuando desconocidos prendieron fuego las cortinas de una de las salas, con la intención de que el fuego se propagara por el resto del edificio.
Debido a ello, durante el último encuentro legislativo, concejales de Madryn solicitaron al Gobierno Provincial que se coloquen cámaras de seguridad en los alrededores del edificio y en la escuela propiamente dicha, a fin de desalentar la comisión de actos de vandalismo, así como también de poder individualizar a quienes varias veces atentaron contra la institución.
La 750 es una de las escuelas emblemáticas de la ciudad del Golfo; abrió sus puertas en marzo de 1957 y por ella pasaron reconocidos vecinos de la comunidad local.

Tres hechos en un año

El documento, remitido de manera directa al gobernador Mariano Arcioni, tuvo en cuenta “los numerosos hechos vandálicos que sufrió el establecimiento educativo” y que “por el mes de abril del corriente año, la institución sufrió un incendio que destruyó la totalidad de la Sala del Laboratorio, provocando cuantiosas pérdidas en cuanto a elementos de trabajo y mobiliario del sector”.
A su vez, los ediles subrayaron que “recientemente, se produjo un nuevo incendio en una de las aulas, y gracias al aviso de un vecino, pudo controlarse de manera temprana”, al tiempo que “hace pocos días, se intentó ingresar al establecimiento nuevamente, no logrando su cometido”.

Piden al menos una cámara

Por otra parte, expusieron que “debido a las características edilicias, con amplias aberturas hacia el exterior, sumado ello a la falta de rejas en todo el perímetro, es de imperiosa necesidad contar con una cámara de seguridad, que monitoree la zona, logrando preservar de este modo al establecimiento educativo, y a toda la comunidad en general que frecuenta la misma”, tratándose de un sitio de la ciudad al cual concurren cientos de estudiantes a diario y que, en caso de ocurrir incluso un accidente en la vía pública, no habría registros de cámaras de video que pudieran esclarecer el hecho.
Además, expresaron a través del documento que la Ley XIX 76, Artículo 8, establece que “la instalación de videocámaras estará sujeta a un régimen de autorización por la autoridad de aplicación, facultando al Poder Ejecutivo para que determinen la ubicación en la que se instalaran las cámaras y/o videocámaras”.

Hechos delictivos “que nos afectan a todos”

En otro orden, los concejales recordaron que la Carta Orgánica Municipal, en su Artículo 27, Inciso 17, establece que “la Municipalidad de Puerto Madryn garantiza el ejercicio del derecho a las seguridad pública, integral y participativa, y a vivir libre de temores y de miserias”; mientras que el Artículo 69 de la Carta Magna local reza que “los poderes públicos municipales sostienen una política educativa municipal inclusiva e integral que desarrolla todas las dimensiones de la persona, habilita para el desempeño social y laboral, para el acceso a estudios superiores y a un proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social para todos/as”.
Por tal motivo, resolvieron solicitar tanto al Gobernador como al ministro de Gobierno provincial, Federico Massoni, que “se arbitren los medios necesarios a fin de que el establecimiento educativo 750 de la ciudad de Puerto Madryn cuente con la instalación de videocámaras de seguridad que contribuyan a prevenir futuros hechos delictivos, que nos afectan a todos como integrantes de la sociedad”.

Municipalidad de Puerto Madryn