En un giro más en la escalada de violencia en Francia, ayer se hizo viral un video que muestra a las fuerzas del orden cuando hacen arrodillar a un centenar de estudiantes de un liceo de Mantes-la-Jolie, obligando a algunos a mantener las manos sobre la cabeza, está suscitando numerosas protestas en Francia.
Fue filmado al término de escenas de gran violencia que duraron horas en la localidad de la periferia parisiense.
La revuelta frente a los liceos Saint-Exupery y Jean-Rostand de Mantes-la-Jolie causó el jueves 153 detenciones sobre un total de más de 700 en toda Francia.
Dos autos y decenas de contenedores fueron incendiados, y el rectorado habló de “bombonas de gas” llevadas frente a la escuela, así como botellas Molotov.
Para Benoit Hamon, excandidato socialista a las presidenciales y ahora líder de Generation-S, “esta no es la república. La juventud francesa humillada. Pero ¨qué busca el poder si no la rabia?”.
La exministra ecologista Cecile Duflot tuiteó: “Simplemente intolerable”.
Entretanto el presidente de la Asamblea Nacional, Richard Ferrand, dijo que el presidente Emmanuel Macron se dirigirá a los franceses sobre la crisis de los “chalecos amarillos” al “comienzo de la semana próxima”, precisando que “no quiere echar más leña al fuego” en vísperas de la temida cuarta manifestación de protesta en París.