Poco después de haber comenzado a sesionar la Legislatura, se debió evacuar el edificio por un llamado telefónico al 101 que alertaba sobre la presencia de un artefacto explosivo. Por precaución, la autoridad policial decidió desalojar el lugar y se suspendió la sesión que
había comenzado con una masiva presencia de trabajadores de la pesca fuera del recinto legislativo que se expresaban ruidosamente. En ese marco, el diputado Blas Meza Evans (PJ-FpV), solicitó el tratamiento de los vetos al decreto de elecciones anticipadas del gobierno provincial y modificaciones en la tarjeta social.
Acto seguido, los legisladores solicitaron un cuarto intermedio y cuando volvían del receso se conoció la novedad acerca de la amenaza de bomba, lo que obligó a la evacuación del edificio legislativo. Abundaron críticas desde la oposición por lo que acusaron de una maniobra política.

La oposición denuncia al Gobierno

Una vez que se determinó que se trataba solo de una amenaza, el presidente del bloque PJ-FpV, Javier Touriñan convocó a una conferencia de prensa y denunció que se trató de una estrategia del Gobierno para no se tratar el “mayoritario rechazo a vetos sobre la cuestión electoral”.
El legislador provincial afirmó que, “esto forma parte de una estrategia política que puedo entender en lo político, pero que no comparto en absoluto porque lo que ocurre es que se mantiene en vilo la seguridad, y por supuesto que vamos a proceder institucionalmente”, dijo al señalar que pedirán explicaciones al ministro de Gobierno Federico Massoni.
La situación se comparó con el protagonismo ante la detección de un sobre conteniendo valiosa información que motivó grave denuncia penal de diputados justicialistas sobre presunta corrupción de la gestión provincial, conocido ello como el “sobre bomba” que impactó en la opinión pública tras el avance de la investigación judicial.

Justicialistas molestos

La conferencia de prensa se realizó en el bloque del PJ, donde estuvieron presentes además del PJ-FpV, los diputados del bloque “Frente de Agrupaciones”, que conduce la diputada Florencia Papaiani, quien no ocultó su indignación por lo que interpretó como “una jugada política estratégica del oficialismo”, ante la moción de orden del diputado Meza Evans (PJ-FPV), apenas iniciada la sesión legislativa, de tratar los cuatro vetos del Poder Ejecutivo a leyes sancionadas respecto de incrementar la Tarjeta Social y, fundamentalmente, los decretos anticipando elecciones desdobladas en Chubut que tuvo fuertes cuestionamientos y rechazo de los diversos bloques de la oposición.
“Hoy la Legislatura no pudo seguir sesionando con una amenaza de bombas, y ahora la Policía desaloja por un protocolo de seguridad cuando están cargando combustible en la estación de servicio de enfrente”, insistió en su crítica Touriñán, quien consideró que esto se asemeja a una “zona liberada”, dijo al remarcar que pedirá explicaciones al responsable del área de Seguridad de la provincia por lo acontecido, que afectó el funcionamiento institucional de la Legislatura.
La situación provocó también intensos reproches políticos de diputados de la oposición, entre ellos la diputada Viviana Navarro (PJ-FpV) que a viva voz increpó al diputado oficialista Roddy Ingram (Chubut Somos Todos) sobre qué tipo de protocolo se realizaba.
Todo lo acontecido fue captado en imágenes por prensa de Legislatura que trasmitía en vivo a través de la red social twitter la sesión legislativa, cuando se decidió desalojar el recinto a requerimiento de la Policía, y el titular del Cuerpo se lo comunicaba a los legisladores.

Gobierno de Chubut