La Municipalidad de Rawson recurrirá a la Justicia para que en un plazo perentorio se intime al Gobierno provincial al pago de la abultada e histórica deuda en concepto de Impuestos Inmobiliarios. Si bien la administración de Mariano Arcioni comenzó a pagar los tributos de este año, aún adeuda los períodos 2016 y 2017 que alcanzan los 30 millones de pesos.
“Fuimos cautos, respetuosos, pero llegamos a un límite y no obtuvimos respuestas; corresponde entonces accionar judicialmente”, afirmó la intendenta de Rawson Rossana Artero, al anticipar la presentación de la manda legal para el lunes, una vez concluido el proceso administrativo. “Esto es como cuando el vecino no abona, la Municipalidad intima, y si no cumple, acudimos a la Justicia. Pasa con el Gobierno provincial”, puntualizó la jefa política capitalina.

Cargó contra Arcioni

Artero cuestionó la ausencia del Gobierno que conduce Arcioni en políticas públicas para la ciudad. “La única presencia del gobernador y funcionarios fue el 15 de septiembre –en el acto aniversario de Rawson-, y allí comprometió activar la cisterna agua para Playa Unión, que queda poco para su conclusión, pero al momento no cumplieron”, explicó la intendenta. “No es queja, sólo la verdad”, añadió.
La responsable del Ejecutivo recordó que hace algunas semanas, minutos antes de iniciar una recorrida por la obra de la cisterna, funcionarios del Gobierno del Chubut “se enteraron de mi presencia, y fueron a hacer un circo, una payasada. Esa vez nos manifestaron concluir los trabajos hacia fines de enero, pero la obra está parada”.

Presupuesto 2019

La intendenta pidió a los concejales que acompañen el Presupuesto 2019 junto con el Proyecto de Ordenanza Impositiva para cumplir con lo proyectado el año venidero. “Esperemos que entiendan el contexto, más allá de las variantes que representa un escenario preelectoral”, expresó.
Anticipó que junto a esos dos expedientes se girará además para evaluación de los ediles “un proyecto de venta de tierras para comprar equipamiento a la flota pesada, que está obsoleta. Lamentablemente en 2020 no soy más intendente, pero quiero dejar un municipio ordenado, prolijo, y que el próximo mandatario municipal pueda contar con una flota como corresponde, entre otras obras”.

Paro y conciliación

La medida de fuerza de los gremios municipales, que se extendió por casi cuatro días, afectó la prestación de varios servicios, y más aún, la recaudación. La huelga, expuso Artero, “es entendible porque con todos los ajustes económicos propiciados por el Gobierno Nacional a nadie le alcanza el salario”. En este sentido, “acordamos aumentos de sueldos en paritarias anteriores, cuyos montos se hicieron efectivos en octçubre, noviembre, diciembre, restando un 5% en enero. Y –continuó la intendenta-, en esta última negociación propusimos un incremento del 15% a pagar en febrero, un 8%; y 7% en marzo”. Sin embargo, las organizaciones sindicales “cambiaron la historia y reclaman que ese 15% se pague en diciembre, cuestión que resulta sospechosa. No concebimos ese pedido porque lo hacen justo en el mes que pagamos aguinaldo, por eso atribuimos los fundamentos a un sector político”.