A menos de diez días de que se realizara una jornada sobre abuso sexual infantil (ASI) en Puerto Madryn, un sujeto de 22 años fue detenido por haber presuntamente abusado de cuatro niños menores de edad, durante un casamiento al que había sido invitado.
La situación generó conmoción dentro de la comunidad madrynense, en virtud de las distintas actividades que se vienen realizando para concientizar sobre un flagelo que afecta, principalmente, a los más pequeños, donde las consecuencias tanto físicas como psicológicas resultan severas para las víctimas.
En este sentido, el juez Horacio Yangüela dispuso la apertura de la investigación y sesenta días de prisión preventiva para Jesús Sebastián Miguel, un ciudadano imputado de abusar de cuatro niños de 9, 8, 4 y 2 años de edad.
El hecho ocurrió la semana pasada, cuando las víctimas quedaron al cuidado del sujeto, momento en el que aparentemente abusó de los niños, obligándolos a mirar pornografía y accediendo carnalmente a dos de los menores, según se desprende de la imputación que realizaron los fiscales en Tribunales.
A su vez, se conoció que el sujeto ató a los menores para poder abusar de ellos y que, según los resultados de las pericias médicas, en dos de los cuatro casos existió “acceso carnal”; como si ello fuera poco, según el Ministerio Público Fiscal, el acusado amenazó con un cuchillo a los menores, diciéndoles que mataría a sus familias si contaban lo ocurrido.
Sin embargo, una de las víctimas le contó lo ocurrido a sus padres y, a partir de allí, se radicaron las correspondientes denuncias que culminaron con la detención del individuo.

Pidieron preventiva de seis meses

La causa está a cargo de la fiscal María Alejandra Hernández y los funcionarios Ismael Cerda y Annya Puccheta; durante la audiencia, que se realizó en los Tribunales sin la presencia de público por tratarse de un caso de abuso sexual y estar involucrados menores, solicitaron que la prisión preventiva fuera de seis meses, que es el plazo que dura la investigación, debido a los riesgos procesales, entendidos como el “peligro de fuga” y de “entorpecimiento de la investigación”.
Los fiscales formularon la imputación por el delito de “abuso sexual con acceso carnal (dos hechos) en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante (dos hechos), todo en concurso real con corrupción de menores agravada y coacción”.

Las pericias confirmaron el acceso carnal

Por su parte, el acusado estuvo patrocinado por la defensora María Angélica Leyba, quien no discutió los abusos con acceso, sobre los cuales las pericias médicas arrojaron resultado positivo.
Sin embargo, negó los otros abusos, la corrupción y la coacción, al tiempo que argumentó que, con un plazo de quince días, bastaba para que culminara la investigación.
Sin embargo, finalmente se resolvió que el imputado permanezca durante dos meses en prisión preventiva, en el marco de una acusación que prevé penas superiores a los 25 años de prisión, en caso de ser hallado culpable.

Los amenazó con matar a sus familias

El pasado martes 13, a la madrugada, una mujer que iba a casarse viajó a Madryn con sus hijos y sus sobrinos. También viajó con ellos Sebastián Miguel, quien iba a ser testigo de su casamiento a desarrollarse en la ciudad. El hombre se quedó en la ciudad del Golfo desde el martes hasta el domingo, y luego regresó a Trelew.
“Durante su estadía quedó con los cuatro niños, mientras la pareja debía hacer trámites por el casamiento. El joven aprovechó la situación y los obligó a mirar películas pornográficas, los ató, y abusó de ellos. Con un cuchillo, los amenazó (advirtiéndoles) que, si contaban lo ocurrido, mataría a sus familias”, relató la fiscal Hernández durante la audiencia.

Una de las víctimas contó todo

El hecho quedó a la vista cuando uno de los menores se animó a contarle lo ocurrido a sus padres. Los protocolos de abuso sexual infantil arrojaron resultados positivos de acceso carnal para dos de los niños.
La Policía, con orden judicial, realizó los allanamientos en Trelew y se dispuso la detención de Miguel, quien por estos días permanece alojado en la Comisaría Cuarta de Puerto Madryn.
En caso de ser condenado por la pena que lo imputa la Fiscalía, tiene una pena en expectativa superior a los 25 años de cárcel.

Municipalidad de Puerto Madryn