Complicada quinta etapa la que se vivió en el Rally Dakar 2014. En una etapa extrema, la clasificación de la carrera dio un vuelco tras lo ocurrido durante los 911 kilómetros de la que era la etapa más larga de esta edición, etapa disputada entre Chilecito y Tucumán.






Una intensa lluvia hizo más complicada una etapa en la que los pilotos sufrieron en exceso el poder avanzar, incluso en motos, la organización se vio obligada a suprimir la segunda parte de la carrera por seguridad.

El gran perjudicado en coches fue Carlos Sainz. El madrileño, que se colocó líder del Dakar en la cuarta etapa, se perdió en el kilómetro 161.

Pese al gran inicio que tuvo junto a Nani Roma, Peterhansel y Al-Attiyah, Sainz comenzó a perder minutos tras el error de navegación, sumándose una avería que le complicó aún más la etapa.