El español continúa al frente de la general, aunque ahora tiene 12’10’’ de ventaja con respecto a su coequiper francés. El rey del Rally Dakar ganó la especial por delante de Al-Attiyah. Terranova, tercero en el global.


PeterhanselEn una novena etapa (Calama-Iquique) marcada por la arena, Stephane Peterhansel sacó a relucir toda su categoría y se quedó ayer con la especial, achicando de manera considerable la brecha con Nani Roma, el líder de la general. En tanto, Orly Terranova fue cuarto y ascendió al tercer lugar por detrás del español y el francés.

Anunciada como una de las especiales decisivas de esta 36° edición del Dakar, Peterhansel (Mini) salió a dar caza al puntero Roma (Mini) y aunque no le alcanzó para llegar a lo más alto del clasificador, quedó a sólo 12’10’’ y le tiró toda la presión al catalán.

El francés se impuso con un tiempo de 4h17’53’’ para los 422 kilómetros cronometrados y consiguió así su tercera victoria en lo que va de la carrera. A pesar de los problemas de navegación que sufrió sobre el final, pudo descontar.

Detrás de Peterhansel llegó Nasser Al-Attiyah (Mini), quien no pudo aprovecharse de abrir pista, a 2’17’’. Tercero se ubicó Nani Roma a 11’36’’ y cuarto lo hizo Terranova (Mini), a 14’14’’ y pudo pasar a De Villiers en la general y quedar tercero.

El mendocino venía con buen ritmo, pero a poco del final perdió minutos de oro cuando se le destalonó una de las ruedas delanteras. Pero, de todas formas, lo más importante pasa por otro supuesto incidente con un motociclista.

Si bien nadie hasta aquí lo informó oficialmente, el rumor que recorrió el vivac montado en Iquique indica que Orly otra vez tuvo problemas con un piloto de motos, con otra supuesta conducta antideportiva. Una fuente cercana a la organización confió a este medio que no había alguna denuncia al respecto.

“Fue una etapa muy difícil y peligrosa. Por momentos el sol nos quedaba de frente y molestaba bastante, por lo que se hacía complicado poder ver bien el terreno. Veníamos con un excelente ritmo, pero al final perdimos minutos de oro al tener que cambiar una rueda”, contó Orly al llegar al vivac.

Por otro lado, Lucio Álvarez no tuvo un buen día. A pesar de ser 22 en la etapa, el de San Rafael no estaba feliz cuando llegó al vivac. Es que perdió mucho tiempo cuando su Ford se quedó atascada.

De todas formas, quien marcha 35 en la general se ha olvidado de pelear arriba y busca terminar de la mejor forma un Dakar que comenzó muy complicado por la gran cantidad de problemas mecánicos.

En tanto, Alejandro Yacopini (Toyota SW4), que debió combatir contra el terreno y algunos problemas con su camioneta, llegó en la posición 52, a 4h5’24’’ del ganador, el francés Peterhansel.

Por último, la mala del día fue el abandono de José García y Mauricio Malana. La dupla de la Renault Duster debió dar un paso al costado debido a los daños que sufrió su vehículo cuando se “comieron” una quebrada, por lo que volcó. Afortunadamente, la dupla sanrafaelina no padeció lesiones pero quedó al costado del camino.

Fuente: losandes