Una pareja de ciclistas encontró ayer el cadáver de una mujer en la zona sur, en un camino lateral de la Ruta 1. El cuerpo presentaba puñaladas en el cuello y signos de haber sido golpeada. Se trataría de una estudiante de abogacía de 25 años de edad oriunda de Entre Ríos. Investigan al entorno de la muchacha y no descartan un crimen pasional o un ataque sexual.

tapa2
Tras el hallazgo del cuerpo, la policía encontró a 500 metros de donde estaba el cuerpo desangrado, una campera y una cartera donde había un documento de identidad a nombre de Diana Verónica Rojas, según precisaron fuentes calificadas.
Al cierre de esta edición continuaba una amplia ronda de declaraciones testimóniales para intentar reconstruir las últimas horas de la infortunada mujer. La chica fue vista con vida por última vez, en la tarde noche del lunes, tras haber rendido un parcial en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.
Un informe pericial preliminar da por estimada la muerte entre las 5 y las 6 de la madrugada de ayer martes. La mujer asesinada era de tez blanca, 1,67 de estatura y 65 kilos aproximadamente, y presentaba un tatuaje de un símbolo en su mano izquierda. Habría en su ropa presuntos signos de abuso. Calzaba unas botinetas cuyos rastros fueron seguidos por los pesquisas hasta donde dieron con una campera y su cartera, adentro de la cual estaba su documento de identidad, pero se desconoce si la policía pudo dar con su teléfono celular, el cual resultaría clave para determinar sus últimas comunicaciones por llamadas, mensajería de texto o redes sociales.
Como es de rigor, en principio se comenzó a investigar a todo su entorno, y las personas que frecuentaba y los últimos que la vieron con vida. Los investigadores estiman que víctima y victimario se conocían, que había un vinculo de conocimiento lo que habría permitido llegar hasta ese lugar alejado de la ciudad.
El cuerpo no estaba a la vera de la Ruta 1, sino que después de donde termina el asfalto, en un camino lateral que lleva a Playa Paraná, y no es precisamente muy transitado. El hallazgo del cadáver fue como resultado de que dos ciclistas que practican mountain bike pasaron por ese lugar y dieron inmediato aviso a la policía.
Los peritos observaron en primera instancia que el cuerpo presentaba tres puñaladas en el cuello, una de mayor profundidad debajo de la nuez, y también presentaría una lesión en la cabeza producida por golpes. Aunque los resultados de la autopsia que será realizada por el Cuerpo Médico Forense del Superior Tribunal de Justicia en las próximas horas serán determinantes sobre la causal de la muerte, y otro tipo de elementos de ADN que podrían dar con el autor material del crimen que conmociona a la ciudad de Puerto Madryn.
Por su parte, la Brigada de Investigaciones de la Policía procura dar con testigos para determinar las últimas horas de la víctima. Apenas notificado el hecho, se acercaron al lugar el fiscal de turno Mauricio Baigorria junto a los fiscales Daniel Báez y Jorge Bugueño, así como efectivos policiales. La Policía Científica estuvo en el lugar donde se halló el cuerpo hasta altas horas de la noche en procura de levantar rastros que puedan servir de evidencia. El caso está caratulado momentáneamente como “homicidio”.
Este nuevo femicidio conmociona a la ciudad del golfo, y en particular a los estudiantes universitarios, que tras conocerse la infortunada novedad, por el crimen de Diana Verónica Rojas, anunciaron que hoy a las 17 horas marcharán por la ciudad, siendo el lugar de concentración la Plaza San Martín.

Municipalidad de Puerto Madryn