Luis López SalaberryEl abogado penalista Luis López Salaberry opinó respecto de la composición del Superior Tribunal de Justicia y del próximo análisis de los pliegos de Marcelo Guinle, Mario Vivas y Miguel Donnet, por parte de la Legislatura Provincial.
A su vez, se pronunció respecto del pedido de los Colegios Públicos de Abogados de Trelew y Puerto Madryn sobre la realización de audiencias públicas y sostuvo que, si bien la designación de los pliegos es una facultad conferida al Poder Ejecutivo de la Provincia, aún “se está a tiempo” de realizar dichas audiencias, a propósito de la urgencia de completar la composición de un Tribunal que actualmente tiene tres miembros, y del cual existe la posibilidad de que dos de ellos se jubilen próximamente.
“La única forma de lograr una independencia del Poder Judicial es si nos encontramos con personas abocadas estricta y concretamente a la cuestión judicial”, manifestó el abogado.

Los colegios “son corporativos”

El jurista Luis López Salaberry expresó que “es importante la prudencia que debe tener el Poder Ejecutivo, primeramente en el trato hacia los colegios públicos de abogados, que son precisamente eso y tienen el manejo de la matrícula, y donde existe un error conceptual en el considerar casi como un defecto su espíritu corporativo”.
Sobre esta línea, opinó que “los colegios públicos y los colegios en sí, son corporativos, porque representan específicamente a un sector que, por otro lado, en el caso de los abogados, no pueden ejercer la profesión si no están matriculados en los mismos”.
En cuanto a la designación de los ministros del Superior Tribunal de Justicia, Salaberry sostuvo que “es indudable que el Gobernador tiene la facultad constitucional de establecer los nombres de aquellas personas que quiere que integren el STJ, y que a su vez la Legislatura (provincial) tiene la facultad de denegar o aceptar estas designaciones, no modificarlas”.
El abogado recordó que “Das Neves, en ese momento, no hizo una expresión de deseo sino que manifestó su pensamiento, respecto de que para la designación de los miembros del Superior Tribunal, era conveniente hacer audiencias públicas”, agregando que “de algún modo se autoreguló su facultad y consideró que era más flexible, abierto y transparente y podía permitir la intervención de otros organismos, si se hacían las audiencias públicas”.

La idoneidad de los candidatos

Por otra parte, Salaberry entendió que “venir hoy a criticar las audiencias, porque los colegios consideran que tienen atribuciones o derechos como para poder opinar sobre las personas, no me parece prudente e implica cierto carácter que va en contra de las propias afirmaciones del Gobernador”, a la vez que insistió en que “no se había hablado de una reforma constitucional, donde en el futuro se establezca la elección de ministros, y por otro lado tampoco sabemos cuáles son los puntos de dicha reforma, dado que la Legislatura aún no ha tratado el tema, pero lo que sí es cierto es que había una manifestación concreta de que sí se iban a hacer audiencias públicas, y de pronto surgen estas designaciones, que por mi experiencia y observación, me da la sensación de que son más negociaciones, que poder designar a personas que se cree tienen todas las capacidades y las idoneidades para poder estar en tal alto puesto como es el vértice del Poder Judicial”.

“Aguas turbulentas”

En referencia a la posibilidad de que dos de los tres actuales ministros, Daniel Rebagliati Russell y Jorge Pfleger, elijan acogerse al beneficio jubilatorio, lo cual dejaría como único actor a Alejandro Panizzi, es posible analizar la gestión para el tratamiento de los pliegos en base a la urgencia de cubrir las vacantes del Superior Tribunal.
En este sentido, Salaberry manifestó que “puede haber ciertas urgencias, porque es cierto que ha habido manifestaciones de otros miembros que se pretenderían jubilar, pero esta urgencia no nos habilitaría como para poder tener, todavía, los tiempos suficientes para discutir, con mayor profundidad, y encontrar de algún modo la construcción de un Superior Tribunal que permita reformular todo el sistema, para que se pueda trabajar hacia abajo en un Poder Judicial que tiene sus falencias”.
Sobre esta línea, analizó que “evidentemente, (el Poder Judicial) ha navegado estos últimos años por aguas turbulentas o por situaciones que no generan coincidencia en las distintas jurisdicciones que tiene la provincia del Chubut, y esto nos ha llevado a una especie de desequilibrio, teniendo en cuenta lo que ocurre en las jurisdicciones de Trelew, Puerto Madryn, Esquel y Comodoro”.

Género y militancia política

Salaberry hizo referencia a una cuestión particular respecto de la composición del Superior Tribunal de Justicia y opinó que “si hay seis mujeres capaces y tienen la suficiente idoneidad para estar en esos cargos, deberían ser las seis mujeres”, a la vez que sostuvo que “esto no es una cuestión de género, sino de buscar las verdaderas capacidades”.
El abogado remarcó que “personalmente me opongo, y lo he dicho públicamente, a que integremos el Superior Tribunal con gente que está en la militancia política” y que “así como en su momento me opuse a la designación del doctor (José Luis) Pasutti, cuando fue nominado por el doctor Maestro, porque venía de ser diputado provincial y tenía una militancia activa en el radicalismo, y me parece que hoy por hoy, designar al doctor Guinle como ministro del Superior Tribunal, no está referenciado tanto a su condición de abogado, sino a su condición de político, que ha estado en los últimos diez o doce años como senador de la Nación, en los que no generó un proceso de devolución de su actividad en la provincia del Chubut”.

El análisis de los pliegos

“La única forma de lograr una independencia del Poder Judicial es si nos encontramos con personas abocadas estricta y concretamente a la cuestión judicial”, entendió el abogado.
Teniendo en cuenta el mecanismo establecido por la Constitución Provincial, que prevé el análisis de la Legislatura del Chubut de los pliegos presentados para ocupar las vacantes del STJ, el pedido reciente de los Colegios de Abogados sostiene que las audiencias públicas son “necesarias para garantizar la democratización de la elección” de los ministros.
Consultado sobre si dicha postura se basa en el pedido de una función de la cual bien tendría competencia la Legislatura al analizar los pliegos, Salaberry opinó que “funcionó tradicionalmente así y la Constitución así lo establece” y agregó que “en la Legislatura tenemos una representación de los distintos sectores, que podrían perfectamente ser los voceros de esas preocupaciones que pudieran tener los colegios, pero siempre estamos dentro de la faz política, por algo se habla de audiencias públicas y se pretende llegar ahí dado que se considera un paso que mejora la capacidad de análisis”.
Sobre este punto, el jurista mencionó que “si llegamos a esa conclusión y tenemos hoy la posibilidad de ponerla en práctica, en buena hora sería que se avanzara sobre ese tema y no quedara solo como un punto de la reforma constitucional”.

“Tenemos que madurar”

En relación a la intención del Ejecutivo Nacional de modificar la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal, uno de cuyos puntos prevé la creación de la figura de cuatro “subprocuradores”, el doctor Salaberry opinó que “si lo ubicamos dentro del punto de vista de la estabilidad del Procurador General (de la Nación), es evidente que la única forma de poder removerlo es a través de un juicio político, y si nos quedamos haciendo parches a un sistema que no ha dado muestras reales de independencia, me parece que nos equivocamos”.
En este sentido, el abogado dijo que es necesario “hacer un análisis más profundo” y que “no podemos tener un Poder Judicial que esté bailando en función de los momentos políticos, que esté balanceándose en base a las cosas que están ocurriendo y si hoy está el partido ‘A’ o el partido ‘B’, así como tampoco en aquella corriente política que se armó, por ejemplo, con ‘Justicia Legítima’ y demás”, además de que “tenemos que madurar en ese aspecto y dejar de ser hipócritas en la concepción de los distintos poderes del Estado, la Justicia debe ser independiente y no puede haber gestores, de un partido ni del otro, y el Poder Legislativo es el que nos va a representar en los distintos sectores políticos”.

La FACA se pronunció sobre las vacantes del STJ

En una reciente resolución, la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), organismo que nuclea a todos los Colegios de Abogados del País, expresó su apoyo a las propuestas de los Colegios de Abogados de Puerto Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia, para que la provincia del Chubut establezca por lo menos un sistema de audiencias públicas y pueda, de este modo, evaluar los antecedentes de los candidatos a formar parte del Superior Tribunal de Justicia, además de reglamentar un procedimiento similar al previsto en el Decreto Nacional 222/03, en cuanto el ejercicio de la facultad conferida por los artículos 155 inciso 9 y 166 de la Constitución de la Provincia del Chubut.
La organización nacional de colegios de abogados, con la firma de su presidente, doctor Eduardo Massot y su Secretario, doctor Santiago Orgambide, expresó que solamente “con este mecanismo se posibilita la acreditación de aspectos relativos a la trayectoria profesional y académica, los compromisos públicos y privados, la ética para la función pública, el cumplimiento de las obligaciones impositivas y se garantiza el marco adecuado para participar en una correcta valoración de los candidatos”.
Por último, reclamó al Poder político que “de modo urgente se arbitren los medios necesarios para cubrir las vacantes, mediante la designación de los futuros magistrados basada en la incorporación de ministros capaces, libres, responsables, honestos e independientes, asegurando una justicia imparcial, cuya finalidad es garantizar la libertad y los derechos de los ciudadanos en el marco de una democracia constitucional”.

Gobierno de Chubut