2-2Con la presencia de Mariano Arcioni, Vicegobernador de Chubut, y el Presidente de Chubut Deportes, Walter Ñonquepán, se llevó a cabo en el Auditorio de la Honorable Legislatura del Chubut el taller “La Aventura Humana: Lecciones para la organización”.
Con el apoyo de Pan American Energy, el mismo fue dictado por el Doctor Alvaro Vilaseca, Doctor en Dirección de empresas y contó con la participación de Gustavo Zerbino, integrante del equipo uruguayo de rugby Old Christians que en 1972 sufrió un accidente en la cordillera de los Andes, entre Argentina y Chile. Allí solo sobrevivieron 16 de los 45 pasajeros del avión de la Fuerza Aerea Uruguaya.

Zerbino visitó la capital y brindo una charla

En horas de la mañana el taller estuvo dirigido a mujeres y hombres con responsabilidad pública, política, económica y social, brindando herramientas para enfrentar con confianza las adversidades que se presentan diariamente.
Mientras que desde el mediodía, la charla será abierta para la comunidad en general en el mismo escenario. Está enmarcada en el Programa Legislatura y Sociedad: espacios abiertos para la sociedad.
Zerbino consideró “que uno le puede agregar valor de manera permanente a la sociedad en la que vivimos siendo parte de la solución y no del problema. Y cuales son los verdaderos valores que hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso. Los seres humanos tenemos sistemas de creencia automatizados sin darnos cuenta y nos boicotean casi todos los días, eso debe ser pulverizado”.
A la vez valorizó que “lo verdaderamente importante en la vida no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos nosotros con las cosas que nos pasan. Es lo único que depende de mí”.
Es casi automático relacionar el accidente aéreo de hace algunas horas del equipo de fútbol de Chapecoense con aquella traumática experiencia que Zerbino vivió junto a sus compañeros de rugby durante 72 días. “El dolor de uno es el dolor más grande” significó. “Sin dudas que sus familias están sufriendo cosas muy difíciles que me conectaron con cosas que vivimos nosotros sin darnos cuenta. Vi la noticia en el diario y no quise leerla. Después leí que había sobrevivientes y se me caían las lágrimas. Las fotos del equipo al lado del avión igual que nosotros, las imágenes de la gente saltando y cantando igual que lo hicimos nosotros en el avión. Como pensás que sos inmortal y en un segundo se te acaba todo. Todos nos vamos a morir algún día y estos hechos que pasan nos despiertan de lo vulnerable que somos y de cómo realmente hoy tenemos que ser distintos y no esperar a mañana” enfatizó.

DXTV