El Chapecoense Bar – Café fue instalado en las inmediaciones del estadio Atanasio Girardot con el objetivo de rendirle homenaje a la institución que sufrió la tragedia aérea que permanecerá en la historia.

Es un reconocimiento de Medellín para el equipo que iba a disputar la final de la Copa Sudamericana del 2016 frente a Atlético Nacional. Naturalmente, todo lo que rodea al lugar es exclusivo del Chapecoense. Hay imágenes de las víctimas que sufrieron la tragedia y varios adornos que recuerdan al avión en el que viajaba el plantel.

La indumentaria de los camareros, los llaveros, el diseño del menú y todo lo que rodea al lugar lleva el escudo del conjunto brasileño. El sentimiento es tan intenso que el ejemplo más claro lo deja una pancarta que forma parte del decorado: “Campeón de la Copa Sudamericana 2016… y de nuestros corazones”. También hay bebidas y platos tradicionales dedicados al equipo.