Un incendio de proporciones afectó desde las primeras horas de la tarde de este jueves al barco congelador Urabain, propiedad de la empresa Iberconsa de Argentina, en circunstancias que estaba siendo armado para zarpar a zona de pesca. El buque arrastrero dedicado a la pesca de merluza hubbsi se encontraba amarrado en el muelle Storni. La tripulación logró abandonar la embarcación a excepción de un marinero que quedó atrapado en su camarote.
Escenas de pánico y desesperación se vivieron cuando el fuego y el denso humo ganaron las bodegas y el hombre pedía auxilio a gritos pegado al vidrio del ojo de buey del camarote ubicado en la banda de estribor, sobre la cual estaba amarrada la embarcación.

Rescate de emergencia

Se dio la alerta del siniestro alrededor de las 14,30 horas del jueves, y rápidamente se desplegaron dotaciones de bomberos de la Prefectura y se solicitó la colaboración de los bomberos voluntarios de la ciudad que ingresaron al muelle con más equipos de ataque y tanques.
Para rescatar el tripulante atrapado se utilizó una grúa que ubico a un soldador especializado con un equipo denominado Oxicorte, y efectuó una abertura al lado del ojo de buey, y por ese pequero orificio se rescató al marinero, quien presentaba un buen estado general, aunque con un visible estado de pánico, y fue trasladado de urgencia con una ambulancia hacia el nosocomio público local.
Apenas comenzadas las llamas, y el humo salía por la boca de bodega, los tripulantes que habían llegado al barco, que tenía previsto zarpar a las 18 horas, salieron por sus propios medios a través del puente hasta el viaducto del muelle. También lograron autoevacuarse el personal de la estiba que se encontraba en plena tarea de aprovisionamiento de la embarcación pesquera.

El fuego no estaba controlado

El Urabain de Iberconsa es un barco congelador con artes de pesca de arrastre dedicado a la pesca de merluza. Tiene puerto de asiento en Puerto Madryn y cuenta con 79 metros de eslora y 12 metros de manga. Había amarrado en el muelle Almirante Storni el pasado martes y ayer tenía previsto zarpar en una nueva marea a zona de pesca.
Anoche, diferentes dotaciones de bomberos seguían combatiendo las llamas, y con la caída de la noche, se podía observar el fuego desde lejos, y las columnas de humo habían inundado la ciudad tras la rotación del viento.
Al cierre de esta edición, una de las preocupaciones centrales se focalizaba con los tres tanques de combustible del barco que estaban completos de gasoil.
Tras el rescate de todos los tripulantes, se trabajaba en el enfriado desde el exterior con dos guardacostas de la PNA que arrojaban agua en las dos bandas del barco, mientras desde el muelle, otras dotaciones continuaban arrojando agua a la cubierta, pero el siniestro de las bodegas y proa ya se había extendido hacia atrás, y en horas de la noche, las llamas ganaron el puente de mando, por los diferentes materiales inflamables que tiene la propia estructura de la embarcación.

Estibadores en bodega

Uno de los tripulantes que todavía no había subido a bordo explicó que parte de la tripulación ya iba llegando al buque, que tenía previsto hacer despacho de zarpada a las 18 horas. “Aparentemente el fuego se inició en zona de bodegas, desconfiamos que pudo haber sido por el cartón que había en ese lugar. El barco estaba siendo armado para zarpar esta misma tarde”, precisó.
La tripulación del congelador arrastrero era de 61 personas, y más de la mitad ya se hallaba a bordo, algunos en la cocina y comedor, y otros en camarotes, mientras los estibadores ingresaban mercadería a la bodega.
“Ya vimos humo y fuego por la zona de la planta (de procesamiento) con lo cual el barco ya está fuera de navegabilidad, en la zona del puente, camarotes. No tenemos certeza de cómo se inició el fuego, pero se desconfía que fue donde estaba el cartón estibado”, evaluó, aunque la determinación de las causales se sabrá a posteriori cuando se practiquen los peritajes y se tome declaración a los estibadores que estaban en bodega.
Otro de los tripulantes dejó trascender que el barco había presentado problemas de electricidad y hasta cortocircuito, en una de las anteriores mareas, al hilvanar una hipótesis posible respecto a qué ocurrió en el interior de la bodega.
Tras el traslado del único marinero que había quedado atrapado, la empresa comenzó con un operativo para ubicar a los sesenta trabajadores en diferentes hoteles de la ciudad de Madryn, teniendo en cuenta que la mayoría son de otras provincias, y extranjeros.

Municipalidad de Puerto Madryn