El cura párroco acusado de abusar sexualmente de un menor de edad comenzó a ser enjuiciado a en los tribunales de la ciudad rionegrina de General Roca. El proceso se llevó a cabo a puertas cerradas.
Si bien sobre el caso existe un fuerte hermetismo judicial, se supo que el hecho juzgado habría ocurrido en el 2010, cuando la víctima tenía 14 años de edad y el cura párroco, Juan José Urrutia, estaba al frente de la Parroquia Santa Catalina de Allen. Al religioso se le imputa el delito de abuso sexual con acceso carnal por aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima.
Trascendió además que durante el proceso no habrá querella. La acusación está a cargo del fiscal, Andrés Nelli. La defensa del sacerdote acusado tendrá el patrocinio de los abogados Jorge Crespo y Guillermo Leskovar Garrigós. Según dio a conocer el Diario Río Negro, en la lista de testigos citados a declarar en el juicio figuran varios vecinos de Allen. También trascendió que la víctima y su familia se fueron de Allen hace ya un tiempo.