Disfrutar las vacaciones navegando en una embarcación de recreo alquilada es una tendencia que va ganando adeptos en todo el mundo, por ejemplo, en España es una de las actividades turísticas de mayor crecimiento. Y es que alquilar un barco para toda la familia, para un grupo de amigos o para una pareja es un atractivo plan cuyo precio puede oscilar en torno a los 100 euros (poco menos de 2000 pesos) al día de un velero para una familia si nos gusta la navegación relajada, o a los 90 euros al día de una lancha a motor para seis personas si lo que se pretende es recorrer varias playas en menos tiempo.
Así se lo plantearon los 75.000 usuarios que el año pasado solicitaron alquilar un barco de España a través de la plataforma www.nautal.es, el mayor sitio especializado de charter náutico (alquiler de embarcaciones de recreo) que opera en España, en buena parte de Europa y en Estados Unidos. El 69% de estos usuarios eran españoles, y el resto procedían de Alemania (12,5%) y Francia (11%).

¿Dónde y cómo?

En España, a la hora de tomar decisiones, el 60% de los amantes de la náutica de recreo que navegan en charter optaron mayoritariamente por alquilar la embarcación en el puerto de Baleares.
El segundo lugar lo ocupa Cataluña, donde alquilaron embarcaciones el 25% de los usuarios, y un 6,5% lo hicieron en la Comunidad Valenciana. Por detrás, se sitúan Andalucía, Galicia, Canarias, Murcia, País Vasco, Ceuta y Melilla, y Cantabria.
En lo que respecta al tipo de embarcación, los barcos a motor (70%) son los preferidos por el turista náutico que chartea en España (yate, lancha, catamarán, barco de pesca, etc.), mientras que los veleros son alquilados por un 30% de los navegantes.

¿Cuánto tiempo a bordo?

Otro dato a destacar es el tiempo medio que navegamos al año en España. Según los datos recabados por Nautal entre sus usuarios, en España se ha navegado 5.063 días a bordo de una embarcación de alquiler en 2016.
La encuesta revela también que en torno la 70% de los usuarios de charter salieron a navegar una media de tres veces al año, mientras que el 23% lo hicieron sólo una vez o menos. Un dato que muestra que a pesar del crecimiento del charter en los últimos tres años, es un sector que tiene un gran potencial dadas las extraordinarias condiciones que ofrece España para navegar.
En su mayoría son hombres (72%) los que solicitan el alquiler de la embarcación. ¿Y con quien se prefiere navegar?, preferentemente en grupo (75%), con amigos o con la familia, frente a un 8,5% que lo opta por navegar sólo en pareja.
La pasión por navegar es el motivo que más impulsa a los usuarios a alquilar un barco (53%), compartir la experiencia con la familia, amigos, lo que refleja que la mayoría de quienes alquilan un barco son aficionados. Sin embargo, otras razones como disfrutar del tiempo libre con la familia, amigos o pareja (33%), entretenimiento (27%), descubrir nuevos rincones (18%), probar nuevas experiencias (15,5%) o practicar deporte (8%) son otros criterios de búsqueda, a la hora de alquilar un barco de recreo, que también predominan en el consumo de otras fórmulas de ocio.

¿Y quién no sabe navegar?

De la misma forma que se utiliza un servicio de coche o autobús con conductor, al alquilar un barco, Nautal proporciona el servicio de un patrón profesional durante toda la travesía.
Hasta el momento, son muchos más los navegantes que alquilan la embarcación sin patrón –más del 70% en 2016- porque desde hace tres años con la simplificación de las titulaciones náuticas es mas sencillo gobernar una embarcación de recreo, incluso si se trata de una lancha u otro tipo de embarcación de hasta 6 metros de eslora, con una potencia de motor adecuada y si no se aleja más de 2 millas náuticas del puerto, basta con tener la Licencia de navegación, el 30% restante alquilaron embarcaciones con patrón.