Tras una exitosa temporada 2017/18 recorriendo la Patagonia, Malvinas y los Fiordos Chilenos, la línea premium Princess Cruises anunció que aumentará la apuesta para el período 2018/19 con el arribo de dos nuevos barcos que visitarán Puerto Madryn: los cruceros Royal Princess y Star Princess, los cuales aportarán más de 50,000 pasajeros: «Esta medida -explica Charlie Ryan, presidente en la Argentina de Discover the World, representante de Princess Cruises- es resultado del cambio de estrategia de nuestra compañía alentada por una mejora de las condiciones locales: A principios de 2017 y como consecuencia de medidas portuarias locales que favorecieron los costos de logística, la empresa re-programó sus itinerarios, centrando todas las partidas y arribos en el puerto de Buenos Aires.
De esta manera, uno de los cruceros más grandes y lujosos del mundo como es el Royal Princess, con capacidad para albergar a 3.600 pasajeros y con amplios espacios en su interior, realizará recorridos durante dos meses por el cono sur de Sudamérica, pasando por los puertos de Buenos Aires, Puerto Madryn, Puerto Argentino en las islas Malvinas, y Ushuaia; mientras que por lado chileno tocará los muelles de Punta Arenas, Puerto Montt, San Antonio y Coquimbo. Luego, la embarcación continuará su travesía por Perú, Nicaragua y México hasta terminar su periplo en la ciudad de Los Ángeles en California.
En tanto, la embarcación Star Princess, con capacidad para recibir a 2.600 cruceristas, ejecutará itinerarios entre Buenos Aires y San Antonio durante 4 meses de duración. Al respecto, Charlie Ryan, señaló que “la empresa reprogramó sus itinerarios, centrando todas las partidas y arribos en el Puerto de Buenos Aires”. “El resultado fue más que auspicioso, tuvimos un crecimiento del 44% de pasajeros argentinos hacia la Patagonia, lo cual significó un 25% del total de la ocupación del barco durante su estadía de casi cuatro meses en los mares locales. El resto de la ocupación fueron turistas provenientes de otras partes del mundo”, agregó Ryan.

Un crucero de lujo

El Royal Princess es un crucero clase Royal operado por Princess Cruises, que se construyó en Fincantieri en su astillero de Monfalcone, en Italia y entró en servicio en junio de 2013.
Su espectacular atrio de la Piazza, al estilo italiano, las vistas sobre una pasarela de cristal a 40 metros sobre el mar, la mayor pantalla de cine sobre el mar y la gastronomía hacen del Royal Princess algo especial.
Posee una tranquila zona reservada para adultos llamada “Sanctuary”, y la nueva tecnología denominada Ocean Medallion.
Tiene seis tipos de camarotes, la Suite, la Club Class, la Mini-Suite, la Deluxe Balcony, la Balcón, y la Interior. Obviamente, la Suite es la más lujosa con habitaciones que dan al mar, incluye todos los atractivos de una Club Class Mini-Suite, y otros servicios Premium como un sofá cama individual y ambientes separados y un mini-bar complementario. La Club Class es una exclusiva Mini-Suite con toques VIP como ser el acceso al Club Class Dining, un comedor reservado con opciones de menú ampliadas, un área exclusiva en la que no hay que esperar a sentarse, y el embarque y el desembarque prioritarios. La Mini Suite también tiene balcón, sustancialmente más grande que un camarote con balcón y recibe una copa de champán de bienvenida complementaria e incluyen zonas separadas con una zona de sofá cama, artículos de baño premium y 2 pantallas planas de televisión. El Deluxe Balcony es una versión mejorada de un camarote con balcón, con más espacio y un cómodo sofá-cama individual. El camarote Balcón ofrece más espacio que un camarote estándar, con una mesa, dos sillas y una vista relajante al aire libre. El camarote Interior es la opción más asequible, cuenta con dos camas individuales o una cama de matrimonio, heladera, secador de pelo, televisión y baño con ducha.
Por otra parte, Princess ofrece una selección de camarotes que proporcionan un espacio completo para las personas con movilidad reducida. Adicionalmente, estos camarotes incluyen una ducha equipada con barras para agarrarse y un asiento, un armario de fácil acceso y un escritorio.
Con respecto a la gastronomía, el Royal Princess no podía ser menos que cualquiera de los otros cruceros de primera línea. En el comedor principal, a cargo del galardonado Chef Curtis Stone se puede cenar entre las 17:30 y las 22. Además, tiene cuatro restaurantes comunes y cinco restaurantes de especialidades. Entre los primeros están el Alfredos’s Pizza, el Horizon Court con comida buffet, el International Café abierto las 24 horas y el Trident Grill. Entre los restaurantes de especialidades están el Sabatini’s de comida italiana; el Crown Grill, con carnes asadas; el Crab Shack, para los amantes de los mariscos; y el Vines, votado como uno de los «mejores bares de vinos en el mar». También ofrecen cenas privadas en el balcón del camarote.
Otra de las características que la naviera no dejó al azar son las actividades dentro del barco.
Desde descubrir las constelaciones en la cubierta junto al equipo de Discovery Communications, como fiestas, música en vivo y actuaciones folklóricas, películas temáticas y souvenirs especiales, incluyendo un Oktoberfest y un Carnaval de Río de Janeiro.
Durante el día y la noche se puede visitar el anfiteatro al aire libre con pantalla gigante, o el espectáculo de luces y agua de las fuentes de cubierta. Por la noche, en el teatro, el más grande de toda la línea, se ofrecen diversos shows, el casino está abierto las 24 horas. Y en el Club 6 se vive toda la movida nocturna.
Además, el crucero cuenta con una pasarela sobre el mar de 18 metros de longitud, y el Sea View Bar, con suelo de cristal. El Atrium es el centro del barco, con un estilo de plaza europea con músicos y artistas durante todo el día y la noche. Tiene un Duty Freecon marcas como Swarovski, Chanel, Estée Lauder, Clinique, Lancôme, Calvin Klein, Citizen y Tissot. Una galería de arte, un estudio fotográfico, una zona de piscinas, incluyendo una exclusiva para adultos, además de varios jacuzzis. Y la zona de deportes no solo está preparada para basquet, si no también para vóley y tenis. El Internet Café está lleno de computadoras, pero también se puede acceder a internet a través del servicio de wifi.
Sin contar el Lotus Spa, que ofrece una variedad de tratamientos, desde faciales, masajes terapéuticos con piedras, a una suite termal para aromaterapia, con una piscina de hidroterapia con una cascada de agua de lluvia y chorros relajantes, camas de piedras calientes, Hamman y Laconium. Además de un completo gimnasio.
Y para los chicos está el Treehouse, The Lodge con programas como escalada o explorar el espacio exterior con Stargazing y el Beach House para los adolescentes, con cine, clases de hip hop, y competiciones de videojuegos o deportivas.

Datos técnicos

– Construcción/Renovación: 2013 / Octubre 2016
– Idioma / Moneda a bordo: Inglés / Dólares
– Pasajeros – 3.560
– Tripulación – 1.346
– Tonelaje – 141.000 toneladas
– Eslora- 330 metros
– Altura – 66 metros
– Número de cubiertas – 19
– Número de Cabinas – 1.780