UN TOTAL DE 49 EJEMPLARES MURIERON Y LOGRARON RESCATAR A 12

Investigan el varamiento masivo de delfines en El Doradillo


Una lamentable situación tuvo lugar en las plazas del Área Natural Protegida “El Doradillo”, luego de que aparecieran varadas casi 70 delfines, de las cuales lograron ser recuperados con vida unos 12, mientras que 49 fueron hallados muertos por personal de la Red de Fauna Costera.
Al momento, investigan las causas que podrían haber producido el varamiento, al tiempo que científicos analizan posibles hipótesis, entre ellas la posible pérdida de orientación debido a la marea roja, lo cual puede provocar alteraciones en el sistema nervioso central; tampoco descartan que uno de los motivos del varamiento pueda haber la contaminación del agua de la zona.

Qué son y por qué se producen

Los varamientos son encallamientos de cetáceos en la arena de las playas, que también pueden ocurrir en la orilla del mar.
Con frecuencia, el fenómeno suele resultar fatal para las especies, que pueden perder la vida debido a la deshidratación.
También, suele suceder que sus pulmones terminan aplastados por efecto del gran peso de dichos animales en tierra firme.
Alrededor del mundo, suelen reportarse cada año unos 2 mil cetáceos varados, de los cuales la gran mayoría no puede ser salvada.
Una de las posibilidades es que los cetáceos fallecidos floten en la superficie del agua y que las corrientes o los vientos los trasladen a la costa, al tiempo que, de los miles de cetáceos que mueren cada año, una cifra menor es encontrada varada; es decir que la mayoría de los cadáveres de cetáceos nunca llegan a las costas, sino que normalmente se descomponen lo suficiente como para hundirse hasta el fondo del océano.

Cómo influye la acción del hombre

Según las estadísticas, encontrar un cetáceo único varado a menudo es el resultado de una enfermedad o lesión, algo que inevitablemente suele terminar con la muerte del animal.
Casi todas las especies afectadas en varamientos múltiples corresponden a odontocetos, en lugar de misticetos; ello incluye a los cachalotes, calderones y delfines, entre otros.
Un factor clave en muchos de estos casos parece ser la fuerte cohesión social de los odontocetos. En junio del 2015, por ejemplo, se descubrió una mortalidad masiva de 337 misticetos, probablemente de ballena sei, en la Patagonia chilena, siendo las mareas rojas la causa más probable determinada.
Entre los factores antrópicos que pueden contribuir a los varamientos, los especialistas hacen referencia a fuertes sonidos de trabajos marinos, los cuales pueden interferir con el sistema de ecolocalización de las ballenas y otras especies similares, desorientándolas y causándoles pérdidas graves de oído; esto puede ocurrir tras ejercicios militares, explosiones utilizadas para los sondeos y algunos tipos de sonar.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS