TRELEW – El accidente tuvo lugar el miércoles por la tarde en una peligrosa esquina de la zona sur, y la víctima debió ser sacada por los bomberos con herramientas especiales del interior del vehículo, ya que había quedado aprisionada por el cinturón de seguridad. En el otro auto, el cual terminó incrustado en un obrador, viajaban la conductora y sus pequeños hijos. El marido de la víctima, quien conducía el vehículo, dijo en declaraciones radiales, que la mujer que manejaba el otro automóvil, le había confesado que al verlo “se abatató” y que, en lugar frenar, “pisó el acelerador”. El siniestro ocurrió alrededor de las 16 en la esquina de Michael Jones y Rivadavia y el coche que conducía este hombre es un Volkswagen Pointer que hizo un trompo, al ser embestido por un Peugeot 408 que terminó estrellándose contra unas mamparas metálicas de un obrador ubicado en ese sector.