Durante el tedeum que se realizó en Tucumán por el Día de la Independencia, el arzobispo local Carlos Sánchez cuestionó el proyecto para legalizar el aborto y consideró que esa práctica «es la muerte de un inocente, de un niño y de un argentino».
«Necesitamos escucharnos y dialogar. Necesitamos oír la voz de los que no tienen voz, de los marginales de la patria, de los que estén en el seno materno. No de los que más gritan», señaló el religioso.
En este sentido, el arzobispo Sánchez resaltó el «valor inalienable de la vida» y recordó que ese es «un derecho que tiene todo argentino». «Todo hombre es importante. No hay sobrantes en la Argentina. Nos toca edificar desde la promoción de la vida. El aborto es muerte de un inocente, de un niño y de un argentino», resaltó.
El tedeum por el Día de la Independencia fue presenciado, entre otros, por la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y el gobernador local, Juan Manzur. Además, el líder religioso también celebró «cuántos jóvenes, ancianos y médicos de otras provincias» se pronunciaron en contra del proyecto y pidió «no edificar sobre las arenas de leyes injustas».
Sobre el final, Sánchez pidió «que el Señor ilumine a nuestros senadores para que defendamos la vida», ya que la iniciativa debe tratarse ahora en la Cámara alta.
Por otra parte, el arzobispo tucumano recordó que la declaración de independencia se firmó en «una modesta y típica casa colonial cedida por una familia patricia».
«Qué signo hermoso, porque es el signo del hogar, de dónde nace la vida, donde vive una familia. Estamos llamados a ser familia en nuestra patria, donde todos se sientan incluidos y escuchados, defendidos en sus derechos y comprometidos en sus deberes», agregó.

“Somos la vida, somos la UCR”

Militantes radicales reunidas en el Encuentro Nacional de Mujeres de la UCR que se llevó a cabo en Santa Fe pidieron al Senado que «avance en el tratamiento de la media sanción» de la ley de legalización del aborto.
Si bien el acompañamiento a la ley de interrupción voluntaria del embarazo no es unánime entre todas las mujeres radicales, en la cumbre de Santa Fe quedó reflejada una mayoría a favor: fueron más las mujeres que asistieron a las aulas de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Litoral con el pañuelo verde que aquellas que hicieron lo propio con el pañuelo celeste.
«La actitud mayoritaria nos da la autoridad ética y política para convocar a nuestros Senadores y Senadoras a que avancen en el tratamiento de la media sanción de la IVE. Nosotras y nosotros somos la vida, somos la paz, somos la UCR», reza un documento que se elaboró al finalizar el encuentro de mujeres.
Durante la cumbre, las diputadas nacionales radicales que se involucraron activamente en la construcción de la media sanción brindaron un análisis de todo ese proceso: rindieron cuentas del trabajo realizado las legisladoras Karina Banfi, Carla Carrizo, Brenda Austin, Alejandra Martínez, Teresita Villavicencio, Olga Rista, acompañadas por Tamara Hall de Franja Morada y por la parlamentaria del Mercosur María Luisa Storani.
Además del aborto, se pusieron en debate otros temas que atraviesan la agenda de género como la paridad en los cargos electivos, equidad de género de la Justicia, consolidación del derecho a la educación sexual integral y a la salud reproductiva de mujeres y niñas, y autonomía económica e igualdad laboral para las mujeres.