La región Patagonia acumula un 16,8% de incremento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en lo que va del año, de acuerdo a los datos publicados por el INDEC. La inflación de junio muestra un aumento significativo en bienes y servicios. Si bien el índice de junio es apenas más bajo que el promedio nacional, esto se debe a que en otras regiones hubo más aumento en el rubor alimentos y bebidas, y sin embargo, los alimentos de la canasta básica siguen registrando los precios más elevados en la región patagónica.
Al comparar el mes de junio con el mes de diciembre del año anterior, Patagonia se ubica en el nivel más alto de incrementos, por encima de la media nacional. Así se desprende del informe emitido por el INDEC, que sitúa el IPC de junio en un 3,7%, mientras que la región patagónica queda apenas por debajo, con 3,3%.
Tal como se esperaba, junio aportó un nivel inflacionario más elevado que los meses anteriores, a partir del pleno impacto en los precios de la reciente devaluación del peso frente al dólar. Si se contabiliza desde diciembre, el acumulado en todo el país es del 16%, pero al comparar los datos junio del año anterior, el IPC llega al 29,5%.

Patagonia en alza

Clic para Ampliar

La región patagónica alcanza el punto más alto en el primer semestre de este año, ya que totaliza 16,8% acumulado a diciembre, mientras que en relación a junio del año pasado, llega al 29,1%.
El rubro que más subió de precio durante el mes de junio en la Patagonia es el de “Transportes”, con un 5,7%, seguido por “Equipamiento y mantenimiento del hogar”, con el 4,6% y “Alimentos y bebidas”, con un 4,5%. Sin embargo, vale considerar que la incidencia de este último rubro es el de mayor impacto en la economía familiar, llegando a casi una tercera parte del gasto mensual, según otra de las precisiones del informe.

Indicadores nacionales

En el indicador de junio impactaron fuerte el alza en el rubro de Alimentos y Bebidas no alcohólicas del 5,2%, que llega al 17,3% en los primeros seis meses del año.
También crecieron fuerte en junio el rubro «transportes», con una fuerte alza del 5,9% por el aumento en el boleto mínimo, el de «Salud» del 4,3% por los incrementos en las cuotas de prepagas, y el de Equipamiento y Mantenimiento del Hogar con un 4%.
De esta manera, el indicador muestra un avance anualizado del 29,5% mientras que el primer semestre cerró con un alza del 16% y la inflación núcleo se ubicó en el 4,1%.
El resultado de junio es el más alto en dos años, considerando que en mayo de 2016 se había ubicado en el 4,2%.

Alimentos hasta el 54,5%

La disparada del dólar el mes pasado impulsó el IPC, con impacto al alza en la mayoría de los rubros, destacándose Alimentos y Bebidas, que tiene un impacto directo en los sectores más vulnerables.
En ese rubro marcó un alza del 5,2%, y llegó al 17,3% en los primeros seis meses del año.
También aumentaron fuerte los rubros «Transportes», con una importante alza del 5,9% por el aumento en el boleto mínimo, «Salud», con el 4,3% por los incrementos en las cuotas de prepagas, y «Equipamiento y Mantenimiento del Hogar», con un 4%.
En alimentos, se registraron fuertes incrementos, en varios casos de dos dígitos, como por ejemplo el tomate (54,5%), la harina de trigo (25,8%), la batata (12,2%), el aceite de girasol (11,8%), y el pan francés (10,8%).
Más atrás aparecieron, la carne picada (8,4%), el café molido (8,1%), las arvejas (7,7%), los fideos secos (7,6%), y la yerba mate (6,3%).
En la región Patagonia, al precisar valores para 14 elementos de una canasta básica de alimentos, el INDEC llega a una suma de $582,11, en un combo que incluye desde un kilo de pan francés a $51,31, hasta una docena de huevos por $62,51 o un kg de carne picada común por $108,97, siendo en todos los casos más altos que en otras regiones.

Preocupación de consumidores

Asociaciones de consumidores manifestaron su preocupación por el incremento en los precios de la canasta básica que ya se vienen registrando en este mes y criticaron la inacción del Gobierno.
Los datos difundidos por el organismo nacional revelaron que en los primeros seis meses del año los precios tuvieron un incremento del 16%. De esta manera, ya se superó por un punto porcentual la previsión del 15% puesta como objetivo por el BCRA para todo el año. Para consultoras, el incremento anual alcanzará el 30%.
Desde la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (ADECUA) expresaron su preocupación por la suba generalizada pero aún más, el incremento significativo en la canasta básica de alimentos.
De hecho las organizaciones lideradas por consumidores ya cuentan con los primeros datos de la canasta básica de la primera quincena de julio y los datos revelan más incrementos. Harina y aceite son los productos que siguen mostrando aumentos semana a semana, y los derivados de la leche se vuelven cada vez menos accesibles al bolsillo del trabajador.
Si bien los sectores más empobrecidos son quienes más sufren la escalada de precios, esto impacta también en la clase media, ya que la baja de consumo es masiva, el cambio de hábitos también.
Las organizaciones de consumidores coinciden en que es necesario que desde el Gobierno tomen compromisos, para que no se aumenten los precios.

Empresarios de la carne negaron que vayan a congelar precios

El lunes circuló la versión que daba cuenta que los frigoríficos prometieron no aumentar el precio de la carne en los próximos meses. El dato se conoció tras la reunión que mantuvieron los integrantes de la Cámara que enrola a los frigoríficos con el presidente Mauricio Macri.
Según reveló Miguel Schiariti, titular de la Cámara de la Industria de la Carne, se le transmitió al Presidente que “la producción entre 8 y 10 por ciento, las exportaciones y el consumo 6 por ciento, y el precio de la carne quedó muy por debajo de la inflación”, dijo, pero nada expresó en específico sobre congelar los precios.
De hecho, tras las versiones que circularon en los medios de prensa porteños, rápidamente Schiariti, desmintió esa versión.
Es decir que los precios aumentarían, aunque no de manera estrepitosa, pero descartando de plano que los precios se mantendrán inamovibles en el corto y mediano plazo, el titular de la Cámara de la Carne refirió que “esto es por temas estacionales, no por un compromiso del sector”, enfatizó.
En declaraciones radiales, Schiariti puntualizó que «según las estimaciones del sector, no va a haber un aumento significativo del precio de la carne, ya que la oferta va a seguir sostenida».
El empresario comentó, además, que desde diciembre de 2015, la inflación «fue del 90% y el alza en los precios de la carne alcanzó un 50%».

Gobierno de Chubut