En el marco del proceso de recambio de la matriz energética que está atravesando la Argentina, Aluar fue una de las empresas `visionarias´ en este sentido, apostando a liderar también este rubro, además de asegurarse el abastecimiento de su planta desde el punto de vista eléctrico, en el Sistema Interconectado Patagónico que está vinculado al Sistema Interconectado Nacional. Además, compró en 1995 el 59% de las acciones de Hidroeléctrica Futaleufú (hoy posee el 60,2%). Se trata del principal generador del sistema patagónico, con una potencia instalada de 472 MW. También es dueña del 20,4% de Transpa, compañía encargada del transporte de energía eléctrica en la región. La empresa opera y mantiene las dos líneas de 330 KV de 550 Km de longitud que vinculan la planta con la central hidroeléctrica Futaleufú, y además posee en la planta de Puerto Madryn un sistema de equipamiento de generación de energía eléctrica que utiliza gas natural como combustible. En total la compañía dispone de 755 MW, compuestos por dos ciclos combinados de última generación de 585 MW, dos turbinas de gas a ciclo abierto de 40 MW cada una y cuatro turbinas de 22,5 MW.
Desde el año pasado, la firma anunció además que inyectaría energía al sistema mayorista a través de cinco turbinas de la planta, a través de su nueva marca, la firma GenPat. De hecho, en septiembre de 2017 se confirmaron avanzadas gestiones en la secretaría de Energía de la Nación, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) y el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) para integrar las turbinas 5, 6, 7 y 8 además de la turbina a vapor 1, que actualmente funcionan en la planta, para proveer de energía al sistema.
La noticia se conoció además de boca del propio Javier Madanes Quintanilla, titular de Aluar Aluminio Argentino S.A.: la empresa realizaría además, una inversión de 815 millones de dólares para la construcción de un Parque Eólico, cuya obra se despliega en una zona de aproximadamente 14 mil hectáreas, en el cuadrante noroeste de la intersección de la Ruta Nacional 3 con la Ruta Provincial 4, a unos veinte kilómetros de Puerto Madryn, en los predios de la estancia “El Llano”.
Se trata de una de las apuestas más ambiciosas de la empresa, que se conoció luego de que la misma enviara una comunicación a la Bolsa de Comercio, en la que informaba que habían sido incorporados al estatuto los objetivos de producción de “energía eólica, térmica y solar”, además de la comercialización de energía eléctrica “generada en cualquiera de sus formas”.

Molinos, energía y distribución

El proyecto, cuya obra continúa desarrollándose con el traslado casi a diario de equipos hacia los predios, representa una potencia media de 24 megavatios, es decir, alrededor de 50 megavatios de potencia eólica instalada, equivalente a unos catorce aerogeneradores de la empresa danesa Vestas Wind Systems A/S de 3,6 megavatios cada uno.
Cada molino tiene unos 117 metros de altura hasta el eje del rotor, y un largo de pala de 63 metros; individualmente, cada equipo pesa aproximadamente 475 mil kilogramos.
El parque eólico avanza en tres etapas y la obra es gerenciada por la empresa Infa: la Etapa I, que consta de 14 molinos íntegramente montados y tendrá una potencia instalada de 50 megavatios.
La Etapa II, con 17 molinos, tendrá 60 megavatios, y en la Etapa III serán instalados 50 megavatios más; para este último caso, ya se definió la distribución de los 14 aerogeneradores.
El tendido eléctrico, de aproximadamente 13 kilómetros de una Línea de Media Tensión subterránea y 24 kilómetros de una doble terna aérea, comprende la Línea de Alta tensión en 132 kilovatios, junto con la construcción y el montaje de equipamiento de una Estación Transformadora.

Tecnología más eficiente

La región patagónica, que dispone de un esencial e inagotable recurso como es el viento, se ha sabido constituir como un terreno fértil para el montaje de emprendimientos eólicos.
Al respecto, en entrevistas previas con este medio, el ingeniero Ivo Baeck detalló que los molinos serán considerablemente más grandes que los ubicados a pocos kilómetros de la ciudad de Trelew, los cuales “son de 80 a 90 metros de altura, mientras que los que montaremos serán de 120 metros de altura y una potencia mayor, porque los actuales son de tres megavatios y estos serán de 6 megavatios”.
Tales características permitirán “un mejor aprovechamiento del recurso con una mayor altura y un diámetro importante porque el punto más alto de las palas llegará a 180 metros”, indicó, agregando que este tipo de molinos permitirá “un aprovechamiento de los vientos más bajos posibles y hasta los más ; lo previsto en la zona es que el 50 por ciento del tiempo se genere energía”, dado que “si hubiese viento permanente, uno generaría los 3,6 megas pero el promedio será de 1,8 megas, es decir que generaremos el 50 por ciento”.

Municipalidad de Puerto Madryn