Trelew ocupa el primer lugar de la Patagonia con el registro más alto del índice de desocupación, tal cual lo reveló el INDEC, hace dos semanas. Con 7,9 por ciento de desempleo se ubica entre las ciudades del país donde más gente busca trabajo.
Paradójicamente, el Concejo Deliberante de Trelew le bajó el pulgar a un emprendimiento que preveía una inversión millonaria con la generación de 120 puestos laborales en forma directa e indirecta.
Un grupo de inversores de Chubut con una extensa trayectoria en la actividad pesquera decidieron, a la luz de los acontecimientos, “erróneamente”, intentar invertir y abrir una fuente de empleo con la puesta en marcha de un establecimiento fabril dedicado a lo procesamiento de langostino y otros productos pesqueros.
Cumplimentados todos los requisitos sanitarios y ambientales para un emprendimiento de esa magnitud, el bloqueo al desarrollo e instalación de la planta de procesamiento vino de parte de la clase política de Trelew. Algunos concejales de esa ciudad forman parte, en la faz privada, de un desarrollo inmobiliario de un loteo de chacras en las inmediaciones del ex matadero que pretendía ser recuperado con la generación de 120 puestos de trabajo, de manera directa e indirecta.
De no mediar un cambio de actitud, en términos políticos, Trelew con 7,9 por ciento de desocupación, perderá el despliegue de una inversión que conlleva una radicación industrial con la apertura de una fuente de empleo genuino.

Inversión inicial de 4 millones

“Después de la última temporada de langostino, vimos que estábamos en condiciones de realizar una inversión, y armamos un proyecto de trabajo con recursos propios. Encontramos las instalaciones del ex matadero, con una infraestructura montada que reúne las condiciones para adecuarla para transformarla en una planta pesquera”, explicó Leonardo Iglesias, el inversor que apostó por generar empleo en Trelew, pero no lo dejaron.
Además, precisó que arrendaron las instalaciones con opción de compra y comenzaron con la puesta a punto del predio, que durante un tiempo había estado inactivo y había sido vandalizado.
“Sólo en la etapa inicial para empezar a poner en condiciones ese lugar invertimos cuatro millones de pesos. Nuestra intención es invertir, trabajar y generar trabajo, pero desde enero hasta diciembre sólo hemos tenido palos en la rueda, lo cual lamentamos”, expresó Iglesias.
En marzo de este año, el propio Secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin, recorrió la planta para observar los trabajos que se llevaban adelante, donde fue recibido por Iglesias y su socio Jorge Miguel Serantes.

Mil cajones diarios para procesar

Al tiempo que se ejecutaban las remodelaciones para trasformar el ex Frigorífico Mapa en una planta pesquera, se iniciaron los trámites ante el Ministerio de Ambiente de la provincia. “Primero estuvimos con la anterior responsable del área Mariana Vega, quien nos aseguró qué reuniendo las condiciones necesarias, se tendrá la habilitación ambiental correspondiente. Luego cuando asumió en el lugar, Eduardo Arzani, también nos alentó para que avancemos en la generación de esta fuente laboral”, mencionó.
Asimismo, Iglesias reveló que el proyecto de la planta de procesamiento de pescados y mariscos que se iba a denominar “Pica Pesquera Patagónica”, tenía comprometido el abastecimiento por parte de dos barcos artesanales y uno de la flota amarilla, lo que les garantizaba contar con al menos 1000 cajones diarios de langostino para su procesamiento.
“Es un proyecto que en forma directa e indirecta iba a terminar generando alrededor de 120 puestos de trabajo”, indicó al tiempo de lamentar que concejales de Trelew hayan operado políticamente para que la planta no se abra para dar lugar a un loteo inmobiliario en las proximidades. El predio en cuestión está en la zona de chacras sobre la Ruta 7 entre Trelew y Rawson alejado del casco urbano.

Espantan a inversores

“Debimos enfrentar una campaña en contra. Hubo gente que juntó firmas. Desde el Concejo Deliberante se hizo lo imposible para que no abramos la planta. Lejos de atraer inversiones, hicieron lo imposible para que no generemos 120 puestos de trabajo”, reprochó el empresario sin ocultar su fastidio por el maltrato recibido en Trelew.
No obstante, sostuvo que también concurrieron a ver al intendente Adrián Maderna. “Él se interesó en el proyecto, vino y recorrió el lugar. Dijo que a la ciudad le hacía muy bien que se abra una fuente laboral, pero después no tuvimos respuesta”, mencionó Iglesias. “Vinimos a Trelew a generar empleo y nos sentimos manoseados. La instalación de la planta era una primera fase, porque detrás había interesado un grupo inversor holandés muy importante porque se preveía para adelante, avanzar con desarrollo de inversiones para el aprovechamiento de residuos de la pesca, lo cual es altamente demandado por la industria pesquera de la región”, explicó.
“Es increíble que acá se le dé la espalda a inversores locales que quieren abrir una planta y que además inversores extranjeros interesados en desarrollar nuevos productos vean esto; hace que después, nadie quiera venir a poner un peso acá por el destrato con que hay que enfrentarse”, concluyó. (Fuente: Revista Puerto)

Municipalidad de Trelew