RAWSON – El hecho ocurrió en la calle Cándido López al 600, donde dos ladrones encapuchados y armados se les introdujeron al departamento a las víctimas, a quienes les taparon los rostros con unas camperas y los ataron encerrándolos en el baño. Al dueño de casa le exigían una suma de dinero que él no tenía en su poder y así fue como terminaron llevándose un magro botín consistente, entre otras cosas, de un teléfono celular Samsung J2 y una notebook.