Tras la renuncia de Javier Iguacel al frente de la Secretaría de Energía, por la fuerte presión de Techint y su pelea con Dujovne, la industria petrolera se muestra muy preocupada por el futuro del sector bajo el control de Marcos Peña. Es que tanto el nuevo secretario Gustavo Lopetegui como el titular de Hacienda Nicolás Dujovne -órbita dentro de la cual quedó englobada la cartera energética- responden directamente al Jefe de Gabinete, un hombre que precisamente no es bien visto por las empresas.