La Dirección General de Estadística y Censos de Chubut reveló que las ventas de supermercados registradas en la provincia presentaron un declive respecto del período inmediatamente anterior del 7,3%, así como una variación negativa del 11,4% en comparación con el mismo período del año anterior. Además, también se observó, respecto del tercer trimestre de 2015, un descenso del 17,6%. Rubros como alimentos preparados y lácteos registraron caídas del 54 y 49,8%, respectivamente
Durante el tercer trimestre, presentó una variación positiva del 9,9% respecto del trimestre anterior y de un 26,5% comparado con el mismo período del año anterior. Asimismo, las mismas representan un 3,3% de las ventas totales corrientes registradas en el nivel nacional.
En tanto, a nivel nacional la variable también mantuvo un comportamiento similar, alcanzando un incremento en las ventas a precios corrientes del 15,7% en el tercer trimestre respecto de su inmediato anterior y de un 34,1% comparando los valores con el mismo período en el año anterior.

Ventas a precios constantes

Si bien estas cifras marcan variaciones positivas al ser comparadas con números anteriores, hay que tener en cuenta diversos factores para entender si la situación mejoró o empeoró. Entonces, para tener una mejor aproximación del comportamiento de consumo real, es necesario aislar el componente inflacionario y el aumento de precios que han sufrido los productos en los últimos meses. Para esto, la entidad provincial dependiente de la Subsecretaría de Gestión Pública y Modernización del Estado de Chubut analizó las ventas por el Índice Autoponderado de Precios al Consumidor del aglomerado Rawson-Trelew, utilizando como base el mes de enero de 2015.

Ventas por artículos

Del análisis de las ventas del tercer trimestre de 2018 según los grupos de artículos surge que, excepto los correspondientes a “Alimentos preparados y de rotisería” y “Otros”, los cuales presentan una variación positiva poco significativa de un 3,4% y 5,3%, respectivamente, los grupos de artículos restantes presentan un retroceso en el nivel de ventas a precios constantes.
Puntualmente, las ventas en “Electrónica y artículos del hogar” fueron las que más bajaron (-27,6%), lo cual se debe, en gran medida, al efecto provocado por el mundial de fútbol, donde las ventas se vieron incrementadas en el segundo trimestre de 2018. En tanto, en segundo lugar aparece la venta de “Indumentaria, calzados y textiles”, los cuales presentaron una caída del 17,2%, con respecto al trimestre anterior.
Vale destacar también que luego del incremento presentado en el mes de junio, después del retroceso que las ventas experimentaron a partir del mes de mayo, las comercializaciones a partir del mes de mayo las ventas mensuales cayeron nuevamente.
Con respecto al año anterior, se puede observar también que los rubros “Alimentos preparados y de rotisería” y “Lácteos” presentaron un descenso sumamente significativo: de un 54 y un 49,8%, respectivamente.
Por otra parte, algunos rubros como los de “Electrónica y artículos para el hogar”, “Panadería” y “Almacén” han presentado una variación positiva de un 0,7, 3,5 y 19,6%, respectivamente.

Mayor participación

Los grupos de artículos que mayor participación presentaron sobre el total de las ventas registrados fueron “Artículos de almacén” (30,9%); “Artículos de limpieza y perfumería” (14,4%); y “Bebidas” (10,7%). En contrapartida, los grupos que menor representatividad tienen son “Panadería” (2,6%) y “Alimentos y preparados de rotisería” (0,7%).
Por otra parte, se observó también que los grupos de artículos que lideraron las ventas en el tercer trimestre del corriente año fueron los mismos que en el trimestre inmediatamente anterior. Mientras que, comparando los valores con aquellos registrados en 2017, las ventas del período fueron encabezadas por “Almacén”, “Lácteos” y “Limpieza y perfumería”.

Clic para Ampliar

Descenso todos los años

Las ventas registradas en los supermercados chubutenses durante los últimos tiempos han presentado una tasa de crecimiento negativo año tras año, según explicó la Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia.
Al mismo tiempo, se observó que el comportamiento de la variable en el nivel nacional presenta un comportamiento disímil al de Chubut, con un valor de 77.600 millones de pesos. Teniendo en cuenta esto, se puede ratificar que las ventas a precios constantes representan un incremento de las mismas respecto al trimestre inmediatamente anterior en un 18,3% y un descenso del 12,3% comparando los valores con aquellos registrados en el año anterior.

Ventas a nivel nacional

A nivel nacional las cifras también están marcadas en rojo, teniendo en cuenta los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que en los últimos días emitió el informe correspondiente a las comercializaciones de supermercados del mes de octubre. Puntualmente, las ventas en dichos centros tuvieron una retracción del 10% con relación al mismo período del año pasado, mientras que en los autoservicios mayoristas el descenso fue del 8,5%.
Para elaborar estas cifras, la entidad nacional realizó un estudio en donde tomó los niveles de venta de cada categoría y los midió según los precios que había al año 2016, eliminando el componente inflacionario. En cuanto a la facturación nominal del conjunto de los establecimientos de cada sector, las subas fueron de 38,6% (mayoristas), 33,7% (súper) y 16,6% (shoppings), muy inferiores al alza que mostraron los precios, tanto al por mayor como para los consumidores.
En el caso de los shoppings, en particular, la metodología de cálculo permite observar que la crisis es mucho mayor en el Gran Buenos Aires, donde las ventas corrientes apenas crecieron 7,4%, mientras que en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires subieron 26,1%. Según el informe, en los 37 centros relevados hay 243 locales vacíos (el 8% del total disponible), de los cuales 200 están en alquiler y el resto se encuentran en refacción o no atienden por otras razones.
Los números son el correlato lógico de la pérdida de poder adquisitivo de la población, que se viene dando desde hace más de dos años y se agudizó en los últimos meses con la disparada del dólar y la renuencia del gobierno y del sector empresario a habilitar la renegociación de los convenios salariales.

Gobierno de Chubut