El juez de la causa del cuaderno de las coimas, Claudio Bonadio, ordenó en la previa a la Navidad allanar el domicilio Eduardo Eurnekian, uno de los empresarios más poderosos del país, y de varias direcciones pertenecientes a una de sus empresas, Corporación América. Si bien se había se había suspendido una audiencia en la que el empresario iba a prestar declaración, igual se realizó el procedimiento. Esto se dio luego que el sobrino, Hugo Eurnekian, había confesado haber ´aportado´ a Roberto Baratta, mano derecha de Julio de Vido, para una campaña electoral. Eurnekian se suma así a la lista de empresarios alcanzados por la investigación de la causa de los cuadernos “K” por la cual a fines de noviembre había sido procesado también Paolo Rocca, CEO de Techint.