Se dio a conocer la sentencia del Superior Tribunal de Justicia Provincial resolvió confirmar las sentencias condenatorias de primera y segunda instancia en contra de Miguel Ángel Sotelo por el homicidio el remisero Fernando Schmidt ocurrido en Comodoro Rivadavia el 29 de enero de 2017.
El tribunal en pleno del máximo órgano judicial provincial, compuesto por los jueces Alejandro Javier Panizzi, Mario Luis Vivas, Miguel Ángel Donnet, Marcelo Peral, Aldo Luis De Cunto y Sergio Rubén Lucero, resolvió confirmar las sentencias condenatorias en contra del Sotelo en base al delito de “homicidio simple” en calidad de “autor”, como también confirmar la pena de 17 años de prisión en su contra.

Fallo y votos

La causa fue elevada en consulta por la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia al máximo órgano judicial provincial debido al monto elevado de la pena, de más de 10 años, como lo establece la Constitución Provincial y el Código Procesal Penal. El fiscal Adrián Cabral llevó adelante la investigación, el juicio y la impugnación ordinaria del homicidio.
El Tribunal consideró probada tanto la materialidad del hecho, la muerte del remisero Fernando Schmidt, como la autoría en cabeza de Sotelo, la calificación legal del hecho y la pena aplicada.
“La materialidad de la muerte de Fernando Andrés Schmidt, así como las- circunstancias que rodearon al suceso, quedaron lo suficientemente acreditadas a partir de los elementos probatorios arrimados al debate”, sostuvo en su voto Panizzi.
En uno de sus votos, los jueces consideraron “en cuanto a autoría en cabeza del imputado, quedó debidamente justificada. La sentencia del tribunal de Mérito (por el tribunal de primera instancia) analizó este aspecto de manera extensa y profunda, y el razonamiento que efectuaron no tiene fisuras”, argumentó el juez Vivas.
Asimismo, los jueces sostuvieron que concuerdan “con la calificación legal que estableció el Tribunal de mérito y, luego, confirmó la Cámara en lo Penal. Miguel Ángel Sotelo, empleando un cuchillo, asestó varios cortes a Schmidt y le causó múltiples heridas, que finalmente le produjo la muerte”.
Respecto de la pena escogida por el tribunal de primera instancia y confirmada por la Cámara en lo Penal, confirmaron la misma en 17 años de prisión ya que fueron observadas correctamente las pautas mensurativas con las circunstancias atenuantes y agravantes para el caso.