Poco más que lamentable la intervención de ayer por redes sociales del concejal madrynense Claudio Tortoriello defendiendo la quita del 75% de los subsidios al transporte público de pasajeros que aplicó Nación. Más allá de las chicanas políticas que activó mientras disfruta del período de receso mientras sigue cobrando su sueldo, el funcionario del PRO mal puede defender una medida como la que está poniendo al límite del colapso a todas las empresas privadas del país, y además volverá a repercutir en la clase menos pudiente.