Alrededor de 40 personas se intoxicaron con alimentos en el barrio Amaya según confirmó la directora Asociada del Hospital Zonal de Trelew, Sofía Testino -MP 2618-, al solicitar que quienes tengan viandas repartidas en el marco de una acción solidaria en ese barrio se abstengan de consumirlas por precaución.
Testino explicó que “creemos que un club deportivo repartió varias viandas solidarias en el barrio Amaya” en el marco de los festejos de Navidad y una acción solidaria conjunta que se realiza desde distintos sectores de la comunidad para esta fecha.
Ya por la tarde mencionó Testino “informó el personal de la guardia que comenzaron a llegar muchos pacientes adultos y pediátricos con síntomas como si fuera una intoxicación aguda alimentaria, con vómitos y diarrea”. Hasta entrada la noche del 24 de diciembre, el Hospital Zonal de Trelew atendió y se dio contención a unas 40 personas.
Pero indicó Testino que con la intervención de Bromatología se pidió a las familias que tengan estas viandas que no las consuman por precaución hasta tanto se logre dilucidar qué es lo que ha sucedido con las mismas.
Es por ello que solicitaron a los pacientes que tengan algún síntoma o preocupación que se acerquen al Centro de Salud del Barrio Amaya para recibir atención en ese lugar.
La situación de emergencia obligó a que parte del personal del hospital se constituyera en los centros de salud de la periferia para atender los casos de manera más personalizada, teniendo en cuenta que el transporte urbano de pasajeros no podía ser utilizado por el servicio restringido propio del feriado.
La entidad de bien público que organizó la iniciativa denominada “viandas navideñas solidarias” se disculpó por lo ocurrido a través de las redes sociales.
“Lamentamos informar que según nos comunicó el hospital de Trelew, habrían algunos casos de intoxicación; por lo tanto nos hemos comunicado con cada uno de los comedores solicitándoles que no consuman las viandas entregadas”, indica el “posteo” en la red social donde se emitió el comunicado.
El pronunciamiento agrega: “lamentamos muchísimo lo sucedido, realmente nos sentimos pésimo, porque lo único que queríamos era tener un gesto de afecto y entrega que terminó lamentablemente de esta manera, pero no queríamos dejar de explicarle a la comunidad la información recibida”.
En diálogo con Télam Gabriela Pueblas, integrante de la organización solidaria, explicó: “no sabemos qué pasó, ni estamos en condiciones de dar mayores explicaciones hasta tanto no se terminen los análisis bromatológicos”.