El 2018 fue un año de elaboración de varios proyectos de Ordenanza para el Concejo Deliberante, algunos de los cuales establecieron modificaciones en el funcionamiento de la vida comercial de la ciudad, así como también en el ordenamiento del tránsito y situaciones específicas de coyuntura, como fue el caso de Food Arts.
Varios de los proyectos tuvieron como premisa la adhesión a leyes ya existentes, tanto del orden nacional como provincial, pero la aplicación de muchas de ellas todavía no se ha visto en la práctica; por un lado, por cuestiones relativas al tiempo que lleva su implementación y, por el otro, por la falta de controles en varios aspectos que rigen el día a día de la comunidad; prueba de ello son, por ejemplo, el intento de derogar la Ordenanza que prohíbe las actividades recreativas en los “stop” de los semáforos, como ser los malabaristas, prohibición que rige pero que, sin embargo, no es atendida.
Otro ejemplo es la regulación del impuesto a los vehículos hídricos, de los cuales hay solamente dos registrados en Puerto Madryn, o bien la normativa que establece una regulación para el control poblacional de perros y gatos; este último, descontrolado a partir de la necesidad de una mayor cantidad de campañas de castración, principalmente en la zona oeste de la ciudad, y el poco o nulo espacio del que dispone el área de Fauna municipal para albergar animales deambulantes.
Concretamente, se estableció una importante cantidad de regulaciones y adhesiones, pero el cumplimiento de las mismas también está sujeto a la disponibilidad del recurso humano municipal, así como también de controles y seguimientos más severos.

Debates mixtos

Los debates en torno a la Hora de Preferencia rondaron mayormente la coyuntura nacional y, por debajo pero en importante medida, los distintos vaivenes provinciales en el ámbito económico, entre ellos los paros de docentes y auxiliares, y distintos episodios en los que la represión policial fue duramente objetada por la mayoría de los ediles.
Sin embargo, a pesar de la insistencia de algunos bloques en prolongar el debate sobre temas “sensibles”, como la entrega de terrenos a Seros para saldar una deuda municipal, otras temáticas no tuvieron mayor vuelo; por ejemplo, el tráfico de estupefacientes y el doble homicidio con sello “narco” ocurrido este mes, donde la mayoría de los ediles se solidarizó con las familias de las víctimas, pero solamente cuatro se explayaron sobre la problemática del consumo de sustancias y el tráfico ilegal de drogas, temáticas que no trascendieron el recinto.

La ideología, presente en todo momento

Los cruces y diferencias entre ediles de distintos bloques se basaron en el sesgo ideológico, donde espacios como el FPV-PJ y UyO remarcaron su postura en favor de la anterior administración nacional, mientras que Cambiemos mantuvo un firme posicionamiento en defensa del Gobierno actual y Chubut Somos Todos tuvo intervenciones “mixtas”, con duros cuestionamientos a los gobiernos, por ejemplo, de Cristina Fernández de Kirchner, pero así también al de Mauricio Macri.
Muchos de estos debates no tuvieron un resultado acabado, o bien no produjeron conclusiones más allá del posicionamiento ya conocido de dichos bloques, y teniendo en cuenta que el 2019 será un año electoral casi “desde el inicio” para Chubut, lo esperable es que la mecánica de debate se repita en las sesiones.

Food Trucks, PRONACOM y LED

En el caso del bloque oficialista, Chubut Somos Todos, compuesto por cinco ediles (Terrera, Wolansky, Antín, Williams, Cataldi) el bloque produjo un total de 21 Ordenanzas durante el curso de este año.
Las mismas establecieron cuestiones tales como la “regulación de la actividad de fraccionamiento de cerveza artesanal o tirada”, la regulación de los Food Trucks, la adhesión al Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automóviles (PRONACOM), la de comercialización de publicidad en el transporte público y la regulación del “Impuesto Automotor a Vehículos Hídricos”.
Asimismo, también se reglamentó, desde dicho espacio, la obligatoriedad de colocación de luces LED en nuevos loteos, se reguló la colocación de los “decks” o tarimas en la ciudad (proyecto compartido con el bloque Cambiemos) y se fijó la creación del Registro Municipal de Conductores de Motovehiculos y Bicicletas (“delivery”).

Tránsito pesado y dársenas

Por otro lado, se establecieron modificaciones en el funcionamiento de locales bailables, se modificó una Ordenanza Municipal (la 10.141) que afecta a la calle Kenneth Woodley y se legisló para que “todo nuevo tendido de alumbrado público deba ser de tecnología LED”.
En la misma línea, se establecieron lineamientos para la regulación del “funcionamiento y las condiciones de las fábricas de cerveza artesanal”, así como también se estableció la adhesión a la Ley I 620 y su modificatoria de la Ley 627, que creó el Fondo Ambiental Provincial (FAP).
Desde Chubut Somos Todos también se impulsaron Ordenanzas para el cambio de sentido a mano única de la calle Gobernador Alejandro Maíz; la prohibición “de manera definitiva la circulación de tránsito pesado, hasta un límite de cuatro toneladas sobre la calle Patricias Argentinas”, a partir de los reclamos de vecinos; la modificación de las “dársenas de estacionamiento existentes, entre avenida Hipólito Irigoyen y calle 1 de Marzo, y entre Ciudad de Nefyn e Independencia”.

Equilibrio poblacional de caninos y felinos

En promedio para dicho bloque, la producción de Ordenanzas fue de 4 por concejal, por año; totalizando unos 21 proyectos de Ordenanza luego aprobados, desde el espacio oficialista resolvieron la eximición “pago de la tasa Municipal para la obtención, renovación y duplicado de la licencia de conducir a todos los jubilados, pensionados y mayores de 65 años”, así como también la derogación de las Ordenanzas 8.888 y 10.136 para la determinación de la “zona de kitesurf”; la “prohibición de circulación de camiones de más de cuatro toneladas en Patricias Argentinas y Vicente López y Planes”; la “obligatoriedad de la instalación de al menos un cartel con la leyenda ‘Jugar Compulsivamente es Perjudicial para la Salud’ en todas las casas de juego ser la circunscripción de la ciudad de Puerto Madryn” y, finalmente, la Ordenanza sobre el “Equilibrio Poblacional de Perros y Gatos”, aunque aún sin una aplicación práctica y concreta.

Adhesiones a leyes provinciales y nacionales

Para Unidos y Organizados, el año que culmina vio presentado un total de 16 proyectos de Ordenanza, con un promedio de poco más de siete por edil durante el 2018 (Duarte, Albanesi).
De las quince fueron aprobadas finalmente diez, entre ellas la que establece regulaciones sobre el consumo de sodio en locales gastronómicos a partir de la adhesión a la Ley Nacional 26.905; la que establece la eximición del costo de renovación del carné de conducir para los choferes de ambulancia; la de adhesión a la Ley Provincial X 62 de ‘Acompañamiento Terapéutico’ y la de “adhesión a la Ley Provincial I 621”, que establece un “cupo laboral del 0,5 por ciento para personas trans, travestis, transexuales y transgénero”.

Municipalidad de Puerto Madryn