La causa en la que se investigaba a Juan Paulo Segundo por “tentativa de homicidio” y luego fue caratulada como “lesiones” sumó un nuevo capítulo, luego de que trascendiera, desde el entorno familiar de la víctima, que el hijo del empresario de Puerto Madryn Omar “Cura” Segundo debía presentarse ante la Justicia para cumplir su condena y no lo hizo; por tal motivo, indicaron que se libró una orden de captura tras declararlo “en rebeldía”.
La agresión ocurrió hace casi dos años, en enero de 2016, cuando a una chica que se encontraba con su novio en un puesto de comidas al paso en la zona costera, le gritaron obscenidades desde un vehículo; al intentar mediar en la discusión, el encargado Nadir Monasza recibió un corte en el cuello, de lado a lado, con una botella de vidrio roto, el cual fue provocado según reconoció el propio imputado, por Juan Paulo Segundo.
“El 27 de diciembre debía presentarse y no lo hizo, así que está prófugo”, comentaron desde la familia de Monasza, a la vez que criticaron que “como están todos de feria, nadie sabe qué decir o responder al respecto”

Presiones a la familia

Llamativamente, la causa pasó de tener la carátula de “homicidio en grado de tentativa” a “lesiones”, al tiempo que tanto la víctima como la familia denunciaron “dilaciones” y presiones, tanto desde el entorno del acusado como de la propia Justicia.
Tras un juicio abreviado en el que Segundo reconoció su responsabilidad en el hecho, el mismo debía ir a prisión por el término de dos meses, pero ello no habría ocurrido ya que no se presentó en los Tribunales de Puerto Madryn a fines de diciembre, como se había acordado.
El agresor ya había sido declarado “en rebeldía” en mayo de 2016, unos meses después de ocurrido el episodio, tras no presentarse a declarar a una audiencia; en aquél entonces, refirió que la notificación judicial la había recibido uno de sus hermanos y que “seguramente se olvidó” de acercársela.

Municipalidad de Puerto Madryn