Este jueves, el ministro de Salud, Adrián Pizzi, confirmó un nuevo caso de hantavirus con el cual ascienden a 13 los positivos, desde que se detectó el brote en Epuyén. Se trata del hombre que ingresó al Hospital de Esquel el lunes 24. Cabe recordar que al momento, son cinco las víctimas fatales.

El ministro Pizzi aseguró este jueves que «el último paciente que ingresó como caso sospechoso el 24 de diciembre al Hospital Zonal de Esquel fue confirmado como positivo de hantavirus tras hacerle los análisis, con lo cual el número de casos confirmados asciende a 13».

Se trata del joven de 27 años, familiar de una persona fallecida por el virus.

Las autoridades sanitarias afirman estar “desconcertadas” por la evolución del brote debido la forma en que se propaga, que es de manera interpersonal y no a través de las heces o la orina del «ratón colilargo», como se conoce hasta el momento.

«Hasta ahora se tomaron 180 muestras de sangre para analizar potenciales afectados y ahora se agregarán 40 extracciones más», explicó Pizzi este jueves. El ministro viajó a primera hora rumbo a la zona cordillerana para encabezar el trabajo del grupo multidisciplinario que se constituyó.

Las muestras de sangre para análisis fueron tomadas a pobladores de Epuyén que estuvieron en una fiesta de 15 donde, en principio, se cree que se inició el brote, al que se fue agregando población en riesgo de la comunidad de Epuyén (unos 4.000 habitantes), más el personal de Salud que interviene de manera directa.

El Ministro puso de relieve que «todo lo que hay para enfrentar el brote está a disposición» y agradeció «al Gobierno nacional, al instituto Malbrán, a las provincias hermanas e incluso a los especialistas chilenos que colaboran a nivel de consulta».

Finalmente, cabe recordar que el virus es transportado por el llamado «ratón colilargo», un roedor pequeño que abunda en la cordillera patagónica. Una vez instalado en el organismo humano el virus produce fuertes dolores musculares y de cabeza, además de fiebre elevada.

Hasta el momento la enfermedad ya provocó cinco muertes, además de tres internados en terapia intensiva, otro en sala de aislamiento y uno en observación.

Además, el Ministerio de Salud decidió desplegar en los últimos días un plan especial de acompañamiento psicológico a las víctimas de hantavirus y también al resto de la comunidad de Epuyén.

Al respecto, cabe recordar que el intendente de la localidad, Antonio Reato, había indicado que «si bien es una enfermedad propia de la zona y todos los años se conocen casos, esta vez la gente está muy preocupada por lo que ocurre y nos parece bien que haya asistencia psicológica porque ni siquiera quiere salir de sus viviendas”.

Fuente: Télam